En un año se duplicó el robo de hidrocarburo en ductos de Hidalgo

Presuntamente, la delincuencia organizada extrajo gasolina, diesel, crudo, gas y otros.
“La ordeña deja más que el narcomenudeo”, advirtió el gobernador.
“La ordeña deja más que el narcomenudeo”, advirtió el gobernador. (Arturo González)

Pachuca

Durante 2013, por la red de oleoductos que atraviesan  el territorio hidalguense, Petróleos Mexicanos (Pemex) detectó 112 tomas clandestinas mediante las cuales grupos, presuntamente de la delincuencia organizada, extrajeron de manera ilegal gasolina, diesel, crudo, gas y petroquímicos.

El estado, al contar con alta producción de crudo por la refinería Miguel Hidalgo, en Tula, concentra junto con Tamaulipas, con 539; Veracruz, 240; Jalisco, 230; Estado de México, 200; Guanajuato, 165, y Nuevo León, 140, el robo de hidrocarburos en el país.

En un año, este delito en la entidad creció más de 120 por ciento, ya que en 2012 la paraestatal reportó cerca de 50 tomas, en algunas de ellas, por la presión del hidrocarburo, se derramó líquido en parcelas de cultivo que hasta la fecha no han sido saneadas.

En 2013, el municipio de Huichapan fue el más afectado por la actividad de los “gasotraficantes”, ya que Pemex identificó 19 puntos de “ordeña” de combustible, seguido de Nopala de Villagrán, con once, y Tula de Allende y Tezontepec de Aldama, con diez cada uno.

De acuerdo con cifras de la Dirección Corporativa de Administración y la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de la paraestatal, en Tetepango y Atotonilco de Tula descubrieron siete perforaciones ocultas, respectivamente.

A través de estas, las bandas, que según el gobernador Francisco Olvera se conforman por integrantes de cárteles de la droga porque “la ordeña deja más que el narcomenudeo”, robaron a la empresa petrolera.

En Singuilucan y Tlahuelilpan, por municipio, hubo seis tomas clandestinas, en Tepeapulco, Tepetitlán y Tlaxcoapan, cinco; en Tlanalapa y Epazoyucan, cuatro; en San Agustín Tlaxiaca y Tepeji del Río, tres; por dos en Atitalaquia y Mineral de la Reforma.

Mientras que en Mixquiahuala, Pemex también sufrió de la ordeña a través de una toma ilegal de un ducto.

ALGUNAS CIFRAS DEL DELITO

En promedio, el año anterior, cada tres días los delincuentes perforaron un ducto en Hidalgo.

En lo que va de 2014 también se han presentado estos hechos delictivos, tan solo ayer la policía municipal de Tlanalapa y personal de Seguridad  Física  de  Petróleos de México aseguraron una toma clandestina  de donde se extraía gasolina.

En el lugar, los agentes policiacos y el personal de la paraestatal  aseguraron nueve  contenedores  con una  capacidad de mil litros; dos contenedores  de  200  litros;  seis  contenedores  con capacidad  de  50  litros;  un  camión  marca Dina, una camioneta de tres y media tonelada y una camioneta marca Chevrolet pick-up.

:CLAVES

INFORME

En 2013, la Dirección Corporativa de Administración y la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Pemex detectó 2 mil 614 tomas clandestinas en 37 mil 651 kilómetros del sistema

El volumen de litros asegurados durante 2013 fue: Hidrocarburos, 135 mil 654 litros; combustibles, 2 mil 500; petróleo crudo, 179 mil 93.

Además de combustóleo, 20 mil; gas, 7 mil 720; gasolina, 202 mil 106; y, diesel, 224 mil 993 litros.