"El frío me hizo pensar que no había otro día para mi"

Don Luis de 71 años duerme en la calle desde hace tiempo, luego de que no puede solventar recurso la renta de un cuarto.
Don Luis vive en la calle desde hace ocho años
Don Luis vive en la calle desde hace ocho años (Lucero Reyes )

Ciudad Madero

Don Luis a sus 71 años después de haber perdido el lugar donde vivía debido a que no tenía para pagar la renta, hoy duerme en la calle.
La ropa que trae puesta, una chamarra vieja sucia y remendada, la encontró en la basura y el día que entró el norte, lo sorprendió en una casa donde se encontraba trabajando limpiando el patio.

Su oficio lo lleva a cabo limpiando patios, cortando árboles, para sacar de perdido para la comida del día señalado Luis, quien a pesar de tener dos hijos en el extranjero, aquí en Ciudad Madero se encuentra sólo y viviendo en la calle desde hace ocho años.

RECOMENDAMOS:Ni el frío detuvo a Don Raymundo para vender pan

Refiere que tiene familia, un hermano, un sobrino y su cuñada, sin embargo, es ella quien no le abre la puerta para brindarle asilo y cobijo de perdido en estos días de frío.

"Ahí me permitieron pasar la noche en la banqueta, pero para cubrirme del frío tuve que buscar cartones, aunque las bajas temperaturas por un momento me hicieron pensar que no habría otro día para mi, pues sentía que el aire llegaba hasta los huesos y llegó un momento en que comencé a no sentir mi cuerpo y sólo me encomendé a Dios", comentó.

Don Luis, nos platica que cuando puede un amigo le da trabajo en una carreta, juntos recorren las calles de la urbe petrolera para recolectar basura que la misma población le da a cambio de una gratificación, lo que saca en pago de esa tarea lo utiliza para sobrevivir uno o dos días.

Señala que para comer, asiste a las instalaciones del DIF donde le dan la comida, pero sólo eso, porque el desayuno y la cena corren por su cuenta, así como también los días que no trabajan como son festivos y fines de semana.

RECOMENDAMOS: Termómetro descendió a 2°C bajo 0

Recuerda que anteriormente trabajaba en una tienda comercial de cerillito, lo que le permitía sacar para su renta pero debido a problemas de discriminación lo corrieron y es por eso que hoy su casa es la calle y su abrigo, cajas de cartón y pedazos de periódico que se encuentra en uno que otro basurero.

ELGH