Discriminación y agresiones, las constantes

Migrantes no denuncian porque se sienten desprotegidos.
El 98 por ciento de los indocumentados dijo ser víctima de ataques.
El 98 por ciento de los indocumentados dijo ser víctima de ataques. (Roberto Alanís)

Monterrey

Revisión de documentos, agresiones y detenciones son algunos de los incidentes que padecen los inmigrantes a lo largo de su cruce por la República Mexicana.

De acuerdo a un proyecto de investigación de María Elena Ramos Tovar, de la Facultad de Trabajo y Desarrollo Humano de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el 44 por ciento de los inmigrantes se ha enfrentado a la revisión de documentos; el 30.3 por ciento declaró ser víctima de agresiones, y el 28.3 por ciento admitió haber estado detenido.

Asimismo, el 27.7 por ciento reportó haber sido sufrido violaciones a los derechos humanos, y el 6.2 por ciento fue detenido por Migración.

En entrevista con Rosalva Llanes Rivera, presidenta de la Comisión Especial de Asuntos Migratorios en el Congreso del Estado, manifestó que ninguna de estas quejas es debidamente denunciada ante las instancias correspondientes debido a que los inmigrantes se sienten desprotegidos.

“Cuando llegan aquí, el primer obstáculo que se encuentran es la Policía Municipal. Sufren discriminación y extorsiones”.

Sin embargo, antes de llegar a Nuevo León, el 98 por ciento de los inmigrantes ya fue víctima de agresiones, violaciones, extorsiones, secuestros y diferentes tipos de violaciones a los derechos humanos.

Además de ello, los centroamericanos deben lidiar con la sociedad de Nuevo León, que es la más discriminatoria del país, según señaló la Encuesta 2010 del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

La legisladora Rosalva Llanes manifestó que los extranjeros han reportado que los ciudadanos locales abusan de ellos en cuestiones de trabajo o simplemente los criminalizan.

Por su parte, el sacerdote Luis Eduardo Villarreal Ríos, fundador de Casanicolás, alertó de que en el país no se da un buen recibimiento a los inmigrantes.