Diputados dan mal ejemplo a estudiantes y desairan sesión

Muchos de los legisladores faltaron a la sesión solemne por el 160 aniversario de la creación del Himno Nacional Mexicano, y de los que fueron, algunos entraban y salían del recinto.

Monterrey

Algunos veían sus celulares, otros más paseaban por el recinto y platicaban con otros compañeros, algunos iban y venían de la sala de juntas previas, y algunos ni siquiera se presentaron…

La realidad es que los legisladores locales desairaron de diferentes maneras la “sesión solemne” que ellos mismos aprobaron realizar por el 160 aniversario de la creación del Himno Nacional Mexicano, por el maestro Francisco González Bocanegra.

La solicitud fue hecha la semana pasada por miembros de la Gran Logia Masónica de Monterrey y avalada por los diputados locales de todas las fracciones.

Incluso, al término de la sesión del martes, la presidenta del Congreso local, la diputada de Nueva Alianza, María Dolores Leal Cantú, pidió a sus compañeros de Legislatura acudir de forma puntual al recinto, pues tendrían la visita de escuelas secundarias y de la Gran Logia.

Así fue, en punto de las 11:00 estuvieron presentes alumnos de las secundarias David Alfaro Siqueiros y José María Morelos y Pedro Garza de Hoyos de la Gran Logia Masónica.

Sin embargo, quienes no llegaron fueron muchos de los 42 diputados, pues la diputada presidenta tuvo que dar arranque a la sesión con apenas 23 diputados, uno más de lo necesario para conseguir el quórum.

Las ausencias eran notorias, por el PRI: el coordinador Édgar Romo, María de la Luz Campos, Lorena Cano, Juan Manuel Cavazos, Carlos Barona, y algunos que sí asistieron pero abandonaron el recinto en múltiples ocasiones como Francisco Cienfuegos, Daniel Torres y José Juan Guajardo.

También del otro lado las curules vacías de Enrique Barrios, Luis Ángel Benavides, Celina Hernández, Braulio Martínez, Mario Cantú, Héctor Briones, Imelda de Alejandro.

Se informó que la ausencia de la diputada Blanca Lilia Sandoval se debió a un problema familiar, mientras que el panista Adrián González permaneció la mayor parte del espacio solemne fuera del recinto.

Sin embargo, también entre quienes sí acudieron había ausencias, pues algunos diputados optaron por concentrarse en sus teléfonos celulares o almorzar en las salas de juntas previas.

En la tribuna, lo oradores buscaban la atención del público presente, hasta que, mientras el diputado priista Fernando Galindo hacía su exposición, el Pleno quedó casi vacío, y el líder de la bancada del PRD, Eduardo Arguijo Baldenegro, tuvo que pedir que se revisara el quórum presente, incompleto evidentemente, lo que provocó que los legisladores salieran de las salas previas a marcar asistencia.

Al final, los legisladores locales dieron por concluida la sesión solemne y continuaron con la sesión ordinaria habitual.