Los diputados locales mantienen supersueldos

Al aprobar la plantilla de personal de 2014, incluyeron a 87 trabajadores que ganarán más de medio millón de pesos en el año, más prestaciones.
En la lista no están incluidos los directores de áreas ni de órgano técnico.
En la lista no están incluidos los directores de áreas ni de órgano técnico. (Milenio)

Guadalajara

Los diputados que conforman la LX Legislatura incumplieron con el compromiso que hicieron de reducir la nómina. Pero también de terminar con los excesivos sueldos. Según la información de la plantilla de personal aprobada por la Comisión de Administración para 2014, los trabajadores que fueron basificados con salarios que no corresponden al cargo que desempeñan o que recibieron incrementos excesivos, continúan en la nómina, con los mismos ingresos.

Así, en la plantilla de personal se siguen encontrando secretarias o asistentes que ganan más de 50 mil pesos mensuales y cuyo salario al año, sin contar las prestaciones, costará al Congreso del Estado más de medio millón de pesos.

De hecho, según la plantilla de personal a la que los diputados locales dieron el visto bueno, pero que no transparentaron al momento de aprobar su presupuesto en el Pleno, hay un total de 87 empleados del Congreso del Estado cuyo salario, sin tomar en cuenta las prestaciones, tendrá un costo superior al medio millón de pesos anual. Muchos de esos trabajadores, fueron cobijados por los mismos diputados actuales. En esa lista no se incluye a los directores de área ni de órgano técnico.

La lista de salarios es encabezada por Alfonso Briseño Torres, quien fue contratado por la actual Legislatura como director del órgano técnico de la Comisión de Vigilancia, con un salario anual de 950,394.48 pesos. Esto representa que cada mes cobrará cerca de 80 mil pesos de salario. La Comisión de Vigilancia simplemente da trámite a las cuentas públicas o estados financieros que le remite la Auditoría Superior del Estado de Jalisco, mandándolas al Pleno para su aprobación o devolviéndolas al órgano de  fiscalización para una nueva revisión.

Además, quien fuera el brazo derecho del coordinador de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Roberto Marrufo Torres, y una de las personas que le ayudaron en la basificación irregular de personal, Luis Fernando Sánchez Contreras, se mantiene en la nómina, como el segundo con el salario más alto, 861,894.90 pesos al año, que le representan casi 72 mil pesos mensuales.

Sánchez Contreras basificó a su esposa, su hija y su cuñada. Todas encontraron cobijo en la actual Legislatura. Linda Arizbeth Sánchez Vite, quien percibe un salario de más de 68 mil pesos, fue rescatada por el presidente de la Comisión de Vigilancia, Juan Manuel Alatorre, quien además se llevó a una edecán; esta situación ha provocado que Alatorre no pueda cumplir con el trabajo que le corresponde en esa comisión, al no tener personal calificado para las tareas de fiscalización.

Por su parte, Dulce Diozabeth Sánchez Vite, aparece en la plantilla aprobada con más de 65 mil pesos mensuales. La joven se ha convertido en una de las principales asistentes del director de Comunicación Social, Rodolfo Flores, por encima del personal que tiene varias legislaturas de experiencia.

Los actuales diputados no han podido resolver la crisis económica que les genera su costosa nómina, que además ellos han incrementado. Cuando llegaron, la plantilla de personal estaba conformada por 672 trabajadores de base y 67 por honorarios. Actualmente hay 620 de base y 270 supernumerarios, a los que en la plantilla aprobada para 2014 sumaron 105 nuevas plazas.

También se terminaron los recursos que les correspondían para este año desde octubre. Para que pudieran hacer frente a los compromisos de noviembre, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz les dio 45.7 mdp adicionales y se anunció que habrá más dinero.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]