“No tengo nada, ni dinero, ni ropa, ni comida...”

Aprovechan el Día del Trabajo para demandar mejores salarios y empleo.
El grupo de manifestantes llegó al palacio de Madero.
El grupo de manifestantes llegó al palacio de Madero. (José Luis Tapia)

Madero

En el marco del Día del Trabajo un grupo de ciudadanos de la zona sur de Tamaulipas marchó y se manifestó en el pórtico del palacio municipal de Madero con el fin de exigir mejores salarios, un alto al alza de la canasta básica y más oportunidades de empleo para los jóvenes.

Por un lado, recién había terminado el desfile del 1 de Mayo en la urbe petrolera, en el cual los sindicatos mostraron el músculo al congregar entre todos a más de 18 mil trabajadores, y minutos más tarde salieron los inconformes.

Se trató de un pequeño grupo de ciudadanis que marchó desde la plaza Vicente Guerrero, en la cual está ubicado el gimnasio “El Mexicano”, por la avenida Álvaro Obregón hasta llegar a la explanada del Ayuntamiento de Madero.

Un vehículo sedán con un altavoz amarrado en la cajuela era el medio por donde hacían llegar el mensaje de protesta a la poca gente que estaba en la zona centro de Madero, exigiendo y pidiendo mejores condiciones para vivir.

Fernando Garza Ruiz, quien dijo representar a la ciudadanía, pero quien también forma parte de la estructura del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aseguró que “se trata de una marcha de protesta social”.

“Venimos a exigirle al gobierno que eleve los salarios mínimos los cuales consideramos como ofensivos. Consideramos nosotros, después de haber hecho un estudio económico, que los salarios deben de ser de aproximadamente 180 pesos diarios”, expuso.Mientras tanto, algunos manifestantes cargaron un ataúd negro y hechizo, con calcas de los partidos políticos mexicanos (PRI, PAN, PRD, PT, PVEM y Nueva Alianza) pegadas en los costados y lo llevaron hasta el acceso principal del Ayuntamiento de Madero.

Uno de los quejosos, ataviado con el traje color caqui que caracteriza a los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) decía: “Aquí estoy. No tengo nada, ni dinero, ni ropa, ni comida… mírenme, ando descalzo”, y en efecto, marchó sin zapatos.

Señalaron que en este Primero de Mayo poco había qué festejar, puesto que los jóvenes egresados de las universidades y tecnológicos poco tienen que hacer tratándose de encontrar un buen empleo, debido a la competencia dura y la nula oportunidad.A todo pulmón se quejan acerca del incremento en el precio de la canasta básica, así como el aumento constante de los derivados del petróleo.

“El desempleo es lo que nos aqueja, ya que los jóvenes que salen de las universidades y de los tecnológicos, no tienen oportunidades de empleo.Se aumentan los precios de la canasta básica, los precios de la gasolina y hemos salido a manifestarnos”, declaró uno de los manifestantes en el marco de la celebración del Día del Trabajo.