Se dificulta la recta final del hidrotúnel

En mes y medio la constructora del emisor pluvial de Ejército Mexicano solo ha logrado ingresar 10 tubos en la lumbrera principal; las lluvias están limitando las labores, dicen los trabajadores.
Las lluvias de los últimos días también están afectando los trabajos del dren pluvial.
Las lluvias de los últimos días también están afectando los trabajos del dren pluvial. (Yazmín Sánchez)

Tampico

Una vez más la obra del emisor pluvial de Ejército Mexicano enfrenta dificultades técnicas debido a que al encontrarse la tubería más cerca de la laguna del Chairel, la presión para introducir las piezas de concreto es cada vez más fuerte, por lo que en un mes y medio solo han logrado ingresar diez tubos en la lumbrera principal, un promedio de dos por semana.

Trabajadores de la constructora Grupo Desarrollo de Tamaulipas (GDT), revelaron que conforme más cerca estén de concluir la obra la dificultad también se incrementará.

Detallaron que hasta la fecha han logrado introducir 140 tubos, de los 180 que comprende el túnel cuya fecha de terminación está programada para abril de 2014.

Se trata del brazo más largo del dren, pero aún falta completar la segunda línea que de acuerdo con autoridades de la Secretaría de Obras Públicas integra de 130 a 140 tubos, cada uno mide 1.32 metros de diámetro por 25 de largo.

De igual forma, en los dos últimos días los trabajos se han visto limitados a consecuencia de la lluvia que ayer obligó a los constructores a drenar agua de la zona con una máquina especializada.

En un recorrido por esa zona, MILENIO observó como dos tráilers cargaban con diez tubos minutos después de las 7:00 horas, después los empleados de GDT explicaron que cuatro fueron retirados del lugar debido a que se encontraban golpeados y no sería posible usarlos, los otros seis solo cambiaron de ubicación.

Fue a mediados de noviembre cuando el supervisor de obras públicas del gobierno estatal en Tampico, Miguel Ángel Bello, informó que se encontraban en el tubo 130, en esa ocasión también enfrentaban dificultades que atribuyeron a la compactación del terreno debido a que la obra fue suspendida por orden judicial, las empresas GDT y Técnicas Especializadas en la Construcción (Tecsa), detuvieron sus actividades durante casi cuatro meses.

El supervisor de obras públicas dijo hace unas semanas que será hasta el 15 de abril de 2014 cuando el emisor pluvial quede concluido, a un año cinco meses del banderazo de arranque de la millonaria obra (noviembre de 2012).

El funcionario reconoció que además del atraso enfrentarán costos más altos que aún no han sido reclamados por las empresas.Cabe recordar que en la obra se invierten 194 millones de pesos, en julio cuando el juzgado dictó la suspensión de los trabajos luego de admitir un juicio de amparo de Mario Andrés Leal Rodríguez, los secretarios de Obras Públicas y de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Manuel Rodríguez y Humberto Treviño advirtieron que la pérdida sería de un millón de pesos por día.

En septiembre la jueza Nancy Juárez fijó una multa por 1 millón de pesos Mario Leal y a finales del mes la obra, que tenía 65% de avance, se reactivó.