En 5 meses, solo 19 días limpios en el Valle de México

Las autoridades decretaron contingencia para hoy, por lo que autos con engomados rojo y azul y terminación de placas 0, 3, 4 y 9 no circularán.
La calidad del aire es de regular a mala en la mayor parte de la zona metropolitana del Valle de México, debido a la contaminación por ozono.
La calidad del aire es de regular a mala en la mayor parte de la zona metropolitana del Valle de México, debido a la contaminación por ozono. (Araceli López Vega)

México

De los 140 días transcurridos en 2016, los habitantes del Valle de México han respirado aire limpio solo 19 días. Es decir, 86 por ciento de lo que va del año han tenido mala calidad del aire, ya que durante esas jornadas se superaron los 100 puntos del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca), según cifras del Sistema de Monitoreo Atmosférico de la ciudad.

En los últimos dos meses, la calidad del aire ha sido tan mala que se han declarado cuatro precontingencias y por séptima ocasión se activó ayer la fase 1 de contingencia ambiental atmosférica por ozono y deja de circular dos engomados en un día.

La contingencia de hoy es la segunda que se decreta en fin de semana, por lo que se aplicará el doble No Circula. Por ello, dejarán de circular todos los autos con engomado rojo, terminación de placa 3 y 4, así como los vehículos con engomado azul, terminación de placa 0 y 9.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis informó que ayer a las 15:00 horas las estaciones Santa Fe, Cuajimalpa, Camarones y Miguel Hidalgo reportaron concentraciones de 178 puntos, 170, 153 y 151 puntos, respectivamente, por lo que se activó la Fase 1.

La primera contingencia del año se activó el 14 de marzo, después el 6 de abril, seguido del 2, 4, y 5 de mayo, así como el pasado domingo, cuando se decretó por primera vez en domingo.

El 17 de marzo de 1992 se registró la primera contingencia ambiental en la capital, con niveles de contaminación que alcanzaron 398 puntos Imeca.

Estas altas concentraciones de ozono se presentan cada año entre febrero y junio, por lo que en abril pasado la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) modificó el plan de contingencias ambientales, con lo que hasta el 30 de junio estará vigente el Hoy No Circula para todos los engomados.

Sin embargo, el transporte público quedó exento de la medida emergente, al igual que las unidades de servicios urbanos, como los ostensiblemente contaminantes camiones recolectores de basura del gobierno local, entre otros.

***

Una de las razones por las que la implementación del Hoy No Circula reforzado no ha logrado reducir significativamente las altas concentraciones de ozono es porque no se atacaron por igual a las fuentes; eso, sumado a las condiciones climatológicas durante los meses de calor, que no facilitan la dispersión de los contaminantes ante la falta de viento y poca humedad en el ambiente.

El 87 por ciento de las emisiones de óxidos de nitrógeno provienen de los vehículos en circulación. El transporte público y las unidades de carga contribuyen con la misma aportación de contaminantes que los autos particulares, en los que se centró el endurecimiento del Hoy No Circula, de acuerdo con un análisis realizado por MILENIO del más reciente Inventario de Emisiones Contaminantes y de Efecto Invernadero elaborado por el Gobierno de la Ciudad de México desde 2012.

En la Zona Metropolitana del Valle de México circulan 3 millones 744 mil automóviles particulares, que constituyen el 70 por ciento de la flota vehicular  y generan 32 por ciento de los óxidos de nitrógeno (Nox), uno de los principales químicos que desatan la producción de ozono. 

Sin embargo, el transporte de carga que representa 15 por ciento del parque vehicular con más de 739 mil unidades, generan 36 por ciento de los Nox.

Además, el transporte público, con más de 356 mil unidades, entre taxis, micros y combis, representan 7 por ciento de la flota y emiten 30 por ciento de éstos contaminantes. Es decir, en conjunto, los camiones y micros contaminan igual que los coches, pero no tienen las mismas restricciones.

PROMETEN REDUCCION DE EMISIONES EQUITATIVAMENTE

Martín Gutiérrez Lacayo, titular de la Comisión Ambiental de la Megalópolis dijo  en entrevista con MILENIO que hay que entender cómo se comportan las emisiones contaminantes, de acuerdo a los segmentos de fuentes que las generan.

Recalcó que en el diseño de las medidas de reducción que traerá la Nueva Norma de Verificación Vehicular se prevé que “sean equitativas en términos de justicia distributiva y que afecten a las principales fuentes de emisión”.

Los expertos subrayan que es responsabilidad de las autoridades invertir en un transporte público bajo en emisiones, frenar el crecimiento desordenado de la ciudad y acabar con la corrupción en los Verificentros.

Cabe recordar que en 2015 los hologramas 0 y 1 se otorgaban según la antigüedad de los vehículos; sin embargo, en julio de ese año la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que la entrega de éstos debía responder a las emisiones contaminantes de los autos, por lo que 1.7 millones de carros volvieron a circular, cifra que la Semarnat busca dejar fuera de circulación al menos una vez a la semana con la nueva norma de verificación vehicular que se dará a conocer en los próximos días.

De acuerdo con un documento de la Dirección de Monitoreo Atmosférico de la Secretaría de Medio Ambiente local, publicado en abril de 2016, para el control de contaminación por ozono se debe considerar la “sensibilidad de la producción de ozono a los compuestos orgánicos volátiles o los óxidos de nitrógeno, ya que de otra manera durante la aplicación de las medidas se podría realizar una inversión importante de recursos, con un impacto mínimo en la concentración de ozono”.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]