“Todos los días este lugar parece rancho”

Los colonos de este popular sector de la urbe petrolera viven al día con lo que tienen y como pueden, las precarias condiciones en las que se encuentran sus viviendas no les quita la esperanza de ...
Zoila Luz Villanueva.
Zoila Luz Villanueva. (Jazmín Sánchez)

Ciudad Madero

Caminar entre el lodo se ha convertido en uno de los principales problemas para las familias del Chispús, a ello se suma la falta del servicio de recolección de basura, de transporte público y tener que evadir a los animales callejeros, desde perros, burros, vacas y caballos, "como si fuera un rancho", refirió Zoila Luz Villanueva, vecina de la calle Praxedis Balboa 114.

Han pasado 9 años desde que llegó a vivir a este sector y durante este tiempo su vida ha sido con múltiples carencias; calles sin pavimentar, falta de alumbrado y de seguridad pública, "todos los días nos tenemos que enfrentar a la vida, teniendo que realizar labores domésticas cuando se puede, yo tengo que buscar el sustento para mis hijos", dijo.

En la colonia Adriana González, mejor conocida como el Chispús, el 50% de las familias no cuenta con servicios básicos y drenaje, a pesar de las múltiples peticiones a las autoridades no ha llegado el apoyo, las familias señalan que no ha habido eco a las peticiones y cada día sus necesidades se duplican, en este sector se vive al día, la pobreza es extrema, el poco dinero que llegan a ganar ni siquiera llega a representar un salario mínimo tiene que alcanzar para dar de comer a una familia de hasta 5 integrantes.
"Nos sentimos completamente olvidados por las autoridades porque los apoyos no llegan como debe ser, aquí parece que vivimos en un racho porque todos los días nos enfrentamos a soportar caballos deambulando por las calles, vacas, burros y perros, en una colonia que ya fue registrada y contamos todas las familias con escrituras, aunque vivimos todavía en casas de madera, techo de lámina, yo en mi casa tengo un pedazo de lona en mi cocina pero finalmente este es mi hogar".

Zoila detalló que ha tenido que trabajar en casas realizando labores de limpieza para sacar adelante a cuatro hijos, de 20, 18, 16 y 14; en la colonia se enfrentan a diversas dificultades para salir a la escuela, y durante las pasadas lluvias se enfrentaron a un grave peligro porque el agua subió de nivel y temían por su integridad y pertenencias.
"Necesitamos más apoyo y que el gobierno nos ayude, y que sobre todo se aboque a las familias que más lo necesitan, somos personas que vivimos al día con carencias y en extrema pobreza, bajo diversos riesgos, por que los animales que deambulan se brincan las cercas de las casas y ocasionan destrozos en nuestras viviendas".

Lo único que pide Zoila es una oportunidad de trabajo, banquetas para que los niños puedan caminar, alumbrado porque tienen que ir a la escuela, rutas del transporte público, la más cercana pasa en la colonia Las Flores y la 15 de Mayo, y para llegar a ese sector caminan más de 20 cuadras.