CRÓNICA | POR LUCERO REYES

“Todos los días doy gracias por estar con vida y salud”

A sus 84 años de edad, Elena es misionera y ayuda a alejar a jóvenes de las drogas y de la depresión.

Movimiento Acción Misionera en el Amor (AMA).
Movimiento Acción Misionera en el Amor (AMA). (Milenio Digital)

Ciudad Madero

Elena a sus 84 años, sigue de pie sin ninguna enfermedad como la diabetes, hipertensión o alguna otra que impida vivir su vida normal, ella refiere que se lo debe a la Virgen de Guadalupe, por ello es que cada vez que puede, asiste a misa a la Catedral de Tampico y le dedica una veladora, al igual que a San Juan Diego.

Ella platica que esto es un milagro y se lo debe enteramente a ella, ya que a su edad varias personas tienen mil padecimientos, pero a comparación de todas ellas, doña Elena camina por su propio pie, sin utilizar algún bastón y llega hasta el centro usando transporte público.

"En cada oportunidad que tengo, yo aprovecho para visitarla, no te digo que vengo todos los días, porque estaría mintiendo, pero cada vez que lo hago aprovecho para agradecer estar con salud y también le pido para que cuide a mis hijos que se encuentran viviendo en otros lugares", explicó.

Menciona que afortunadamente, se encuentra bien y por ello es que brinda una ofrenda en agradecimiento. Así como también aprovecha para pedirle que cuide y proteja a sus hijos, porque hace años se fueron de Tampico y ahora que han formado a sus familias, no le queda más que pedir por ellos.

Refiere que desde hace muchos años cree en ella y por eso es que es devota de la Virgen de Guadalupe, pues a pesar de las temporadas difíciles, su familia sigue unida y gozando de salud, eso es parte de los milagros que varios no pueden tener.

Mientras que la señora Sara La Villa Díaz, comenta que se encuentra como asesora del movimiento AMA (Acción Misionera en el Amor), donde se dedica a tratar con jóvenes de todas las edades.

Los orienta en nombre de la Virgen y dentro de los retiros ha logrado junto con su grupo sacar a varios de las drogas, depresiones, incluso a quienes pensaban ya en quitarse la vida.

Para ella son milagros, pues no es fácil tratar con ellos, lo mejor de todo señala es cuando aceptan seguir ayudando a más personas, que también se encuentran con los mismos problemas.

"Se llama así porque desde el inicio nosotros recibimos varios mensajes, porque las primeras actividades que llevamos a cabo, siempre eran en iglesias con el mismo nombre (Virgen de Guadalupe), y a través de ella ayudamos a los jóvenes que se encuentran con problemas de adicciones y emocionales", expresó.

El grupo, dijo es para toda clase de jóvenes a quienes enseñan a estar cerca de Dios, realizando diversas actividades como llevar ayuda a las comunidades humildes, entre otras.

Menciona que a lo largo de este mes, las personas deben dedicar parte importante de su tiempo a reflexionar sobre lo bueno y lo no tan bueno que se hizo durante el año que se va y qué es lo que se debe de mejorar.

Expresó que la oración es parte muy importante de la vida de las personas, sin embargo es cada vez más poco el número de creyentes que se da tiempo para orar, por lo que se debe hacer el esfuerzo para evitar que se pierda este ejercicio de fe.


JERR