Celebran con misa el Día del Socorrista

Más de 60 paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey acuden a la iglesia de San Juan Bosco, en donde dieron gracias al Creador por las bendiciones que han recibido.
Los paramédicos tuvieron momentos de reflexión.
Los paramédicos tuvieron momentos de reflexión. (Marilú Oviedo)

Monterrey

Muy puntuales, así acudieron más de 60 paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey a la iglesia de San Juan Bosco, en la colonia Altavista al sur de Monterrey para agradecer a Dios por las bendiciones que les ha dado en su trabajo, y especialmente en el Día Internacional del Rescatista.

Con su uniforme verde, arribaron hombres y mujeres, algunos con hasta más de 19 años de antigüedad en la corporación, y otros con menos, pero eso sí, con la intención de seguir sirviendo al prójimo.

Rafael Alpizar Barajas es de esos paramédicos que ingresaron a la Cruz Verde de Monterrey para dar lo mejor de sí y ayudar a otro ser humano cuando está en peligro.

“Las satisfacciones son muchas y más porque ayudamos a nuestros semejantes”, comentó.

Miguel Ángel Hernández tiene 13 años en esta labor, y aunque dice que se sacrifica a la familia, también se tienen satisfacciones.

“En este trabajo se trata de tener vocación, porque nos gusta y a veces tenemos que sacrificar  a la familia, por ejemplo en Navidad u otras fechas importantes”, platicó.

A pesar de los peligros, también hay mujeres como Karina Aguilar, que a los 18 años decidió sumarse, y este martes lo festejó trabajando.

“Es mucho el riesgo porque a veces vamos rápido en la unidad y donde hay balaceras, tenemos que atender a las personas”, contó.

En la misa también estuvo presente la presidenta del patronato de la Cruz Verde Monterrey, Thelma Cora Salinas de Garza, quien dijo que los paramédicos ayudan a los pacientes con mucho amor y que incluso se comparan con sacerdotes.

“Lo que decía el padre era muy bonito, que el paramédico se compara con un sacerdote que está al servicio de Dios, y los paramédicos de cuidar la salud del hombre, que era muy comparable y que no deberían de estar cansados; y el padre, cuando le hablan a las cuatro de la mañana, va a dar el servicio; y los paramédicos también”, señaló.

Más tarde los socorristas también disfrutaron de una comida donde convivieron y pasaron un buen momento.

Las autoridades informaron que alrededor de 100 elementos se encuentran en capacitación para sumarse a la Cruz Verde en los municipios de Monterrey y García. Actualmente en la ciudad existen 84 paramédicos.