Panteones lucieron olvidados en festejo del Día del Padre

Las precipitaciones ahuyentaron a familias en los camposantos de la zona conurbada.
cementerio Tampico
La afluencia en los panteones fue casi nula por las fuertes lluvias. (Yazmín Sánchez)

Zona Conurbada

Los cementerios de Tampico, Madero y Altamira lucieron semivacíos en los festejos por el día del padre, debido a que la lluvia ahuyentó a los visitantes que en comparación con el día de la madre, la demanda no es tan alta, refirieron vendedores de flores en los camposantos, que el año pasado hubo más afluencia, por lo que esta vez no hubo ganancias.

Poca afluencia es la que se percibió en el cementerio de municipal de Tampico en la Avenida Hidalgo y considerado el más grande de la localidad; floristas señalan que fue por la lluvia que no fueron personas a visitar las tumbas, ya que en otros años había más afluencia.

Durante un recorrido de MILENIO, se detectó que unas cuantas personas decidieron salir de sus casas y recordar, con arreglos florales a esos padres que ya no están, pero que siguen haciendo presencia con su recuerdo en esta fecha.

Tal es el caso de la familia Santos, que consta de cuatro hermanos y su mamá, quienes salieron a visitar la tumba de su papá, quien falleció hace más de 20 años, pero año con año asisten juntos a dejar un enorme arreglo, piensan que es una manera de agradecerle lo que hizo en vida.

Refieren, que en vida fue un gran hombre, que lo primordial que les enseñó fue a mantenerse unidos en las buenas y en las malas, por ello, no pueden dejar de asistir sólo por una simple lluvia en este día especial.

En los cementerios de Ciudad Madero también fue poca la afluencia de personas durante la celebración del Día del Padre.

En el cementerio de "Las Chacas", el cual se ubica entre los límites de Tampico y Ciudad Madero, fue mínima la presencia de familias y apenas se podía observar algunas cuantas personas que acudían a visitar los restos de sus seres queridos.

En la colonia Árbol Grande, que se ubica más al centro de Madero, la afluencia fue similar y esto fue constatado por los vendedores de flores y arreglos, quienes hablar de unas ventas mínimas en comparación de otros años.

"A casi el medio día, el año pasado, ya teníamos ventas del 60 por ciento; ahora pasan de las doce y apenas hemos vendido como el 15 o el 20", remarcó la señora Francisca Gutiérrez, vendedoras de flores.

En Altamira fue nula la presencia de visitantes en los cementerios del municipio durante el Día del Padre.

Los camposantos privados y públicos, permanecieron semivacíos en el transcurso de ayer, a pesar de que se esperaba una afluencia atípica por parte de las familias que acuden durante esta celebración.

Esto afectó a los comerciantes de flores ubicados en las entradas, quienes no obtuvieron ventas y se quedaron con el producto que esperaban comercializar.

A decir de los mismos vendedores, asistieron de una o dos familias en cada hora, mismos que por las condiciones climáticas registradas se retiraron.

Cabe señalar, que las oficinas administrativas de los cementerios también se encontraban cerradas, solo permanecían los teléfonos pegados en cartulina sobre las ventanas, para quienes desearán hacer algún trámite.