Ser enfermera, herencia que le da muchas satisfacciones

Élida Larriva, se desempeña como jefa en el Hospital General de Francisco I. Madero, lleva 24 años trabajando ahí y comentó el gusto que le da cuando los pacientes mejoran y se van a casa.
Elida Larriva Jara, jefa de enfermeras en el Hospital General de Francisco I. Madero.
Élida Larriva Jara, jefa de enfermeras en el Hospital General de Francisco I. Madero. (Sergio Enrique Guajardo)

Francisco I. Madero, Coahuila

Con treinta años de ejercer esta labor, Élida Larriva Jara, dijo que es una profesión de servicio, además la heredó de su madre que también fue enfermera en el ejido Luchanas, municipio de San Pedro de las Colonias, actualmente se desempeña como jefa de enfermeras en el Hospital General de Francisco I. Madero.

Élida estudió la licenciatura en Enfermería en la Universidad Autónoma de Coahuila, unidad Torreón, "fue una herencia y un gusto, algo que siente uno, el hecho de atender a los pacientes es una satisfacción muy grande".

"Nosotros podemos trabajar en urgencias, además da un gozo muy grande recibir un bebé, que nazca sano y llore vigorosamente".

"Fue una herencia y un gusto, algo que siente uno, el hecho de atender a los pacientes es una satisfacción muy grande".

"Nos da mucho placer que enfermos que estuvieron muy graves, gracias nuestros cuidados se recuperan y se van a su casa, pero también cuando no podemos ayudarlos, que están muy graves y tienen que partir de este mundo, nos da mucha tristeza".

"Terapia Intensiva es el área más difícil, aunque este hospital no cuenta con esa especialidad porque es muy chico, pero si hemos tenido pacientes que requieren de terapia intensiva".

En cuanto a trabajar de noche, dijo que es muy pesado, ya que se tiene que estar al pendiente del paciente, administrarle su medicina y checarle signos vitales.

Aseguró que sus compañeras que están en ese turno trabajan muy bien y le ponen todo el entusiasmo a su trabajo.

Con 24 años laborando en el hospital, dijo que tiene el apoyo de sus familiares más cercano, ya que a veces sale tarde de su trabajo y están a pendiente de su labor.

Confesó que si tuviera la oportunidad de estudiar otra vez una carrera profesional volvería a escoger enfermería.

El mensaje que da a las nuevas generaciones: "aprovechar todo lo que enseña la escuela, además de aprovechar todo lo que practican en las unidades hospitalarias y que sigan superándose".

"Si pueden que estudien su maestría y un doctorado, porque ya la efermería requiere que sean más científicos, no solamente prácticos y se viene una etapa muy bonita que es la certificación en la enfermería, se busca que sea un incentivo para poder ascender a puestos más altos".



LMG