CRÓNICA | POR NOEL VERGARA

"De no ser por las redes sociales mi bebé no estaría aquí"

La presión que se generó a través de redes sociales colaboró con la aparición de la menor.

La pequeña Narumi fue devuelta tras 48 horas.
La pequeña Narumi fue devuelta tras 48 horas. (Noel Vergara)

Tampico

El apoyo que recibió Mayra Leticia Rocha Velázquez por parte de la sociedad y de sus vecinos fue extraordinario; gracias a la presión que hicieron ellos en las redes sociales fue como los raptores se arrepintieron y decidieron regresar a la pequeña Narumi.

Después de las 48 horas de terror, la joven madre regresó a su humilde vivienda y se reincorporó con sus demás hijos.

"Quiero dar las gracias a todas las personas que me apoyaron mediante el Facebook y que me ayudaron a pegar volantes en las paredes y postes,... de no haber sido por la presión en el internet, no me hubieran regresado a mi hija,... pero también quiero que se castigue a las personas que me la robaron, que se haga justicia y la principal sospechosa de todo esto es mi vecina", declaró.

Alrededor de las 3 de la tarde del lunes recibió una llamada en el celular de su amiga ya que el numero telefónico estaba plasmado en los volantes, se trataba de una mujer quién les dijo que había dejado a la niña en una caja de cartón en la cochera de una casa ubicada en la colonia Manuel R. Díaz, fue ella misma (Mayra) quien se traslado al lugar en compañía de sus amigos y encontró a la bebé, y no el personal de la Procuraduría General de Justicia.

Recomendamos:Se citan por facebook y termina violada

La madre de Mayra asegura que fue un té, un licuado de chocolate y unas pastillas que le dio su vecina "Norma" lo que, la hizo caer en ese profundo sueño y no darse cuenta cuando robaron a la niña.

VEN A PAREJA EN EL "OCAMPO" CON LA BEBÉ

La información proporcionada a Mayra por parte de diferentes personas mediante la red social, describieron a una mujer que coincide con las características de su vecina la cual era acompañada por un sujeto descrito como "güero".

Las personas coinciden en que a ambos los vieron caminando a la altura de la calle Palafox y en el bar "Ocampo" en estado de ebriedad, con la intención de seguir comprando más cerveza pero al parecer fueron corridos de lugar por llevar entre sus brazos a una criatura.

Las indagatorias son llevas a cabo por parte de la Policía Investigadora, pero hasta este momento nadie ha sido detenido por el robo de la bebé.

Recomendamos:Locatarios evitan robo de una bebe



N.A.M.A