Les cobran hasta en la tumba

Cobradores colocan avisos en las cruces y lápidas para recordarles a los familiares de los difuntos que tienen un adeudo pendiente.
Algunas cruces fueron "adornadas" previo al Día de Muertos con estas notificaciones.
Algunas cruces fueron "adornadas" previo al Día de Muertos con estas notificaciones. (Syndy García)

Apodaca

La deuda de algunos terrenos en panteones particulares ha llegado hasta la tumba.

Y es que en el panteón Los Ángeles, ubicado en el municipio de Apodaca, entre las flores y las  lápidas se han colocado en unas 20 tumbas avisos de atrasos de pago de terrenos para difuntos.

Las calcomanías en color verde llevan un mensaje urgente, que en muchas de las ocasiones es pegado en las cruces o lápidas de las tumbas.

“Urgente: Pasar a nuestras oficinas para negociar el atraso que presenta su cuenta, de lo contrario se turnará al Depto. Jurídico”, expone en uno de sus párrafos.

Aunado al mensaje anterior, se detalla el nombre de la empresa a la que se le debe, el particular que solicitó el contrato, así como el saldo vencido del terreno.

De acuerdo con algunas de las tumbas que se observaron, se determinó que las deudas pueden ir desde los 10 mil hasta los casi 60 mil pesos.

Como parte de la nota, se expone que, en caso de presentar la notificación de saldo vencido, se puede llegar a negociaciones de la deuda de los terrenos.

Al respecto, Brenda Álvarez, empleada de una empresa de servicios funerarios y terrenos para difuntos, quien se encontró en el panteón Los Ángeles, comentó que morir cuesta caro.

Álvarez, quien lleva cuatro meses en su puesto como vendedora, explicó que muchas personas no son conscientes de prevenir ante la muerte, que, dice, llegará a todos.

“El cliente es un poquito difícil en que debemos estar preparados para el momento que menos esperamos”, dijo, “es necesario hacerle entender y que entre en razón que es algo que tarde o temprano lo vamos a ocupar”.

Brenda mencionó que el tener que gastar para un terreno o servicio funerario de emergencia es más caro para el particular que desea adquirirlos.

Lo anterior, debido a que, al ser necesario, no se tiene otra salida más que gastar un monto más fuerte.

“Muchas veces aunque tengamos a algún paciente enfermo se nos hace, tal vez difícil de entenderlo, pero después en el momento anda la gente batallando que no encuentra de dónde agarrar dinero y de que se quedan con las deudas aquí y allá”, destacó.

Aunado a los servicios funerarios y el terreno para quienes termina su vida, la comerciante indicó que el mantenimiento de las tumbas también tiene otro costo de unos mil 600 pesos, el cual incluye la poda del césped.

Respecto a los gastos de lotes y servicios funerarios, explicó que existen varios planes de pago, pero los costos para éstos pueden rondar desde los 35 mil de contado hasta los 69 mil en pagos para una persona; sin embargo, hay otros servicios “plus” que pueden aumentar precios.

La empleada detalló que no sólo se debe contar con un servicio funerario, ya que también se necesitan otros detalles, como recolección y traslado de cuerpos, la preparación estética, los ataúdes, así como el terreno donde se depositará al difunto.