Ex trabajadores de Tyson se plantan en Conciliación

Los manifestantes expresaron que emprendieron estas acciones debido a que fueron despedidos sin que se les notificara, exigen una indemnización justa.

Gómez Palacio, Durango

Ex trabajadores de la empresa avícola, Tyson de México en Gómez Palacio, comenzaron con una serie de acciones de resistencia y protesta luego del despido de casi 300 empleados que se negaron a continuar su relación laboral con la nueva compañía Pilgrim's Pride.

Los ex trabajadores que laboraban en las plantas de Hamburgo y del ejido La Popular, iniciaron un plantón permanente afuera de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Gómez Palacio, en tanto que 30 de ellos acudieron a la Presidencia Municipal y a diferentes puntos de la ciudad a volantear.

Gabriela Guerrero Rodríguez, apoderada legal de los ex trabajadores, sostuvo que la intención de estas acciones es mandar un mensaje a las autoridades y a los empresarios de la compañía, de que los ex trabajadores no están solos y habrán de agotar todos los recursos legales existentes para obtener una indemnización justa y apegada a la ley.

"A muchos ni siquiera les avisaron que iban a cambiar de socios o de empresa con Pilgrim's Pride, por lo que ahora lo justo es que se les otorgue una liquidación justa"

Admitió haber tenido un buen trato por parte de los funcionarios de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Gómez Palacio, quienes se comprometieron a vigilar que el procedimiento que han iniciado los ex trabajadores tenga los tiempos y protocolos adecuados.

Manifestó que ya están las demandas legales presentadas, luego de que hace una semana se les impidió el acceso a sus centros de trabajos y con esa instrucción la notificación de que estaban despedidos.

"Los corrieron la semana pasada porque iban a cambiar de empresa y hasta este momento no han recibido ningún plan de indemnización, por lo son ya 300 demandas debidamente presentadas ante la Junta de Conciliación y la empresa Tyson está debidamente emplazada", dijo.

Guerrero Rodríguez dijo que se tienen audiencias ya programadas para los días 15 y 16 de este mes, esperando que en ellas se llegue a un buen acuerdo de liquidación por parte de la empresa, aunque hasta el momento no han tenido contacto directo con algún ejecutivo, será la Junta de Conciliación quien se encargue de esa situación.

Señaló que en está involucrado el Gobierno de Durango con ejecutivos de Tyson, para ver en qué condiciones va a quedar la liquidación de los trabajadores, mientras tanto los trabajadores y el cuerpo de abogados que los acompaña estarán en pie de lucha hasta que se tengan una solución.

Sostuvo que la empresa sabe ya de las 300 demandas que existen, donde hay trabajadores con una antigüedad laboral de 10 hasta 22 años de trabajo, por lo que no están dispuestos a recibir ese arbitrario despido que les aplicaron desde la semana pasada.