Inexplicable, desorden vial en NL: Iglesia

Francisco Gómez, vicario católico, exhortó a las autoridades a planear con más cuidado las construcciones en la ciudad, pues no es posible que las obras tengan tan mal funcionamiento.
La visita aún no se confirma.
El representante católico hizo recomendaciones a los regiomontanos. (Foto: Carlos Rangel)

Monterrey

El caos, desorden vial y el mal funcionamiento de las obras que hay en Nuevo León son inexplicables considerando que se trata de un estado que presume de ser uno de los mejores del país.

Así lo considero el vicario de la Iglesia católica de Monterrey, Francisco Gómez, quien ofreció el servicio dominical esta semana en lugar del arzobispo Rogelio Cabrera López.

A decir de Gómez, no es entendible que después de que en la ciudad se hayan vivido desastres naturales como el huracán Gilberto o el Alex, la autoridades se laven las manos de situaciones como la vivida el viernes pasado diciendo que se trató de una lluvia atípica la que ocasionó el derrumbe de la recién estrenada obra en la avenida Lázaro Cárdenas, al sur de la ciudad.

"Teniendo la experiencia del Alex o del Gilberto, las autoridades deben de saber lo que sucede en la ciudad cuando vienen este tipo de lluvias", señalo Gómez.

Y es que, apuntó, se debe de tener más cuidado a la hora de planear este tipo de construcciones y elegir correctamente a las empresas encargadas de realizarlas, sobre todo considerando que se realizan con dinero de la ciudadanía.

Lamentó que las lluvias del viernes pasado hayan afectado a tantas personas, inclusive llegando a perder vidas humanas, por lo que exhortó a los regiomontanos a tener cuidado cuando sucedan este tipo de situaciones. "Que eviten cruzar corrientes y arriesgar su vida", recomendó.