Por desinformación usuarios rechazan medidores modernos de CFE en PV

Estos medidores permiten el control total del medidor y el servicio.
Un total de 60 mil usuarios ya cuentan con medidor eléctrico.
Un total de 60 mil usuarios ya cuentan con medidor eléctrico. (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

Debido a la desinformación que existe respecto a la nueva modalidad de medidores de la Comisión Federal de Electricidad, sólo se han instalado alrededor de 11 mil aparatos de facturación-punto de venta, de un total 60 mil usuarios que cuentan con medidor eléctrico.

Daniel Pérez Jiménez, jefe de departamento   comercial Zona Vallarta de la CFE, indicó que a través de redes sociales se ha desinformado sobre el tema, sin embargo cuando los usuarios acuden a ventanilla a solicitar información queda muy satisfecha.

Señaló que el rechazo y la renuencia al nuevo sistema es definitivamente debido a la mala información, de hecho reconoció que “a veces no les da la información completa por parte de los cambaceadores que están trabajando y están un poco renuentes”.

Incluso se han dado casos de usuarios que ya han realizado el cambio, pero acuden a las oficinas de la CFE para solicitar que se les regrese al sistema anterior, entonces se les explican los beneficios que obtienen y normalmente optan por quedarse con el nuevo medidor.

El principal beneficio es que se tiene el control total del medidor y el servicio, “con su tarjeta pueden tomar la lectura y por lo tanto va a ser absolutamente confiable, van a tener la garantía de que no va a haber un error humano de por medio”.

Además, el usuario puede elegir la fecha en la que quiere pagar, lo que resulta más que favorable pues de acuerdo a sus ingresos y economía, programan cuándo quieren pagar su consumo de energía.

Asimismo, no hay cargos de reconexión y si se les pasa el pago y les cortan el servicio, al acudir a hacer el pago, regresan con su tarjeta y de inmediato se reconecta el servicio”.

Otro beneficio es que el propio medidor les va indicando el consumo el kilowatts – hora, lo que permite administrar el consumo y esto permite también que cuando se acude a pagar por el servicio se percata que efectivamente lo que paga es lo que decía el medidor.

Reiteró que la modalidad es opcional para todos los usuarios de la CFE, sin embargo, “la tecnología va cambiando y puede ser que un día ya no haya más medidores electromecánicos y sólo haya digitales que funcionan de esta manera”, puntualizó.