“Mamá ya empezó, ya vienen los marinos”

El comandante de la Primera Zona Naval Arturo Castañón Zamacona expresó que ellos disfrutan del aprecio que les tiene la ciudadanía.
Después los elementos marcharon por el centro de Tampico para mostrar sus artefactos de inteligencia
(Yazmín Sánchez)

Tampico

La Secretaría de Marina Armada de México logró rendir a las tropas españolas el 23 de noviembre de 1825, y casi un siglo después, patrulla las calles enfrascada en una guerra contra el crimen y en busca de la tranquilidad, en una labor que "disfrutan" por el aprecio que les demuestra la gente.

Un nutrido contingente integrado por la Semar, Sedena y Policía Federal se prepara a recorrer las calles Altamira y Colón, como parte de la celebración del "Día de la Armada", misma que desde el presídium encabeza Fernando Arturo Castañón Zamacona, comandante de la Zona Naval.

La primera a escena es la banda de guerra de la Marina, que a lo lejos se percibe con el retumbar de los tambores y el comentario de los niños, que dicen "mamá ya empezó, ya vienen", cuando apenas se aproximan por la calle Colón, en una serenada mañana de noviembre.

El blanco de los uniformes y la perfección en las líneas es reconocido por los integrantes de la mesa de honor, en la que destacan los alcaldes de Tampico, Gustavo Torres; Esdras Romero, de Madero; Armando López, de Altamira; y Manuel Cuan Delgado, alcalde de Pueblo Viejo.

Lo más llamativo del recorrido se asoma: "Mira qué bonito tanque", exclama un pequeño que le dice a su mamá que le tome fotografías. Se trata de los vehículos de asalto de la Semar y los escuadrones de mar y tierra.

Los equipos tácticos y los binomios caninos despiertan la admiración de la ciudadanía, el maquillaje de guerrero y la nobleza de los pastores belgas malinois, que contribuyen en la búsqueda de explosivos y drogas, provocan los aplausos.

Tras los contingentes de la Secretaría de Marina, continúan las instituciones que se han vuelto aliadas en la búsqueda de la tranquilidad en la zona sur, en el estado y en toda la República: la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía Federal.

La Sedena aparece con grandes banderas tricolores que se meses como seda en una fresca mañana, mientras que la Policía Federal aparece y se roba los reflectores con la recién creada División Gendarmería Nacional.

Tras el desfile el contingente se trasladó hacia la explanada de la Aduana de Tampico, en donde se realizó una ceremonia solemne y que posteriormente sirvió como marco para la entrega de trofeos a los primeros lugares de las justas deportivas internas.

Lo que es evidente es que de unos años a la fecha la labor de las fuerzas armadas en México cambió de un plan DN-III, que tiene que ver con la atención de la ciudadanía en casos de emergencias naturales, a una labor de combate en las calle contra los grupos delictivos.

Al preguntarle a Francisco Castañón Zamacona, Comandante de la Primera Zona Naval, sobre cómo han percibido la labor de vigilancia y patrullaje en el sur, responde: "Nosotros disfrutamos del aprecio de la ciudadanía, tenemos la comprensión de la mayor parte de los ciudadanos".

Además, también reconoció que en muchas ocasiones "los operativos que realizan en las calles de la zona sur incomodan a la ciudadanía, pero la gente nunca responde con groserías ni con maldiciones", es decir, poco a poco se ha ido adecuando a los tiempos.