Ex empleada de Guadalupe denuncia agresión de policías

La ex trabajadora del departamento de limpia de ese municipio dijo que los elementos policiacos la golpearon y con engaños la desalojaron de donde realiza una huelga de hambre.
María de Jesús Contreras Juárez hizo la denuncia en la plaza municipal de Guadalupe.
María de Jesús Contreras Juárez hizo la denuncia en la plaza municipal de Guadalupe. (Foto: Raúl Palacios)

Guadalupe

Una ex empleada del departamento de limpia de Guadalupe denunció esta mañana una presunta agresión perpetrada por policías municipales cuando con un presunto engaño, desalojaba una huelga de hambre.

María de Jesús Contreras Juárez, de 51 años de edad, quien fue despedida en 2009 durante la administración de Ivonne Álvarez, afirmó que elementos de Seguridad Pública de Guadalupe la desalojaron con lujo de violencia el sábado pasado, con el fin de terminar su huelga de hambre.

Como resultado quedó con huellas de presuntos golpes, collarín, vendaje y una férula en su brazo, al mismo tiempo de que se le violaron sus derechos humanos, según explicó la mujer al exponer su caso en la plaza principal del municipio.

Sin embargo, la desempleada fue atendida por el alcalde César Garza Villarreal, quien le pidió disculpas públicas si acaso hubo alguna agresión, y además le ofreció la reinstalación y de ser posible una parte del proporcional de salarios caídos en estos últimos cinco años.

"Me torcieron a golpes, las piernas, los brazos, donde me jalaron, no aguanto, ando toda molida, el sábado pasado con engaños me desalojaron, y voy a estar aquí hasta el final, no me quieren dejar", narró.

"Me despidieron injustificadamente por faltas, estoy en 100 días de huelga de hambre, estoy peleando desde el 94 con papeles, pero me despidieron hasta el 11 de septiembre del 2009 con Ivonne Álvarez, por eso me llegaron hacer esto", afirmó.

Por la tarde afirmó que interpondría una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Después de la denuncia pública, la presunta afectada fue recibida por el alcalde César Garza.

"Yo sí sé que le puedo ofrecer una reinstalación digna y normal a la señora y me puedo cerciorar personalmente que eso ocurra, además es una era que estamos contratando y no despidiendo.

"Le ofrezco la reinstalación inmediata con todos sus derechos de antigüedad, borrón y cuenta nueva o bien si ella lo decide recibir el monto de indemnización todos los años de antigüedad, sin ningún problema entramos al cálculo en este momento, con el área de recursos humanos y se le entrega mañana lunes su cheque y damos por finiquitado el asunto", afirmó el munícipe.

Acompañada de su abogado, la ex empleada mencionó que se comprometió a analizar la propuesta para dar una respuesta el próximo lunes, considerando la reinstalación en su puesto y el pago de un porcentaje de sus salarios caídos.

Contreras Juárez trabajó desde 1992 hasta el año 2009 como empleada del departamento de limpia del municipio de Guadalupe, hasta ser despedida presuntamente en forma injustificada.

La mujer fue apoyada por Jesús González, de una red nacional de derechos humanos de nombre Contingentemx y Alianza Cívica Nacional.

Uno de los integrantes de la agrupación informó que el mando que quitó los celulares al grabar la agresión fue identificado como Eduardo Garcés Regalado, ubicado en barandillas, solapado presuntamente por el comandante Florentino Flores.

Una de las mujeres policías que participó en la agresión fue identificada como María Rita Coronado, y los números de patrullas que participaron fueron identificados como la 225, 020, 227 y 001.