Sin resolución para depósito de residuos industriales

El delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Raúl Támez, dijo que se está en trámite el estudio de cambio de uso de suelo en el municipio de General Cepeda.
Los residuos se pondrán a disposición de las autoridades Federales.
Para este estudio participa un comité estatal de cambios de uso de suelo que emite una opinión sobre si viable o no (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

El estudio de cambio de uso de suelo para la instalación de un confinamiento de residuos industriales en el municipio de General Cepeda se encuentra en trámite en la Delegación Coahuila de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), sin que se tenga una fecha probable de resolución para dar a conocer la decisión final al respecto.

El titular de la delegación Coahuila, Raúl Támez Robledo, señaló que las oficinas centrales de esta dependencia aprobaron el estudio de impacto ambiental, sin embargo en el tema del cambio de uso de suelo aún está pendiente pedir la opinión al municipio, ya que la flora del ejido Noria de la Sabina es vegetación forestal nativa de la región.

Además indicó que para este estudio participa un comité estatal de cambios de uso de suelo que emite una opinión sobre si viable o no y prácticamente el estudio que tiene la dependencia se centra en la cubierta vegetal y forestal.

"Sería peor no tener un centro de confinamiento pues "se fomenta la proliferación de basureros clandestinos, que los residuos peligrosos"

"Se verá si es procedente o no, en lo relativo de efectos y paneles de mitigación que propone la empresa, fueron estudiados y aprobados por la oficina central de la secretaría con algunos condicionantes".

Támez Robledo explicó que dentro de las cuestiones que se revisan para autorizar la instalación del confinamiento, se toma a consideración la cercanía con poblaciones y afirma que "la más cercana esta a 30 kilómetros y cumple la normatividad".

El delgado considera que sería peor no tener un centro de confinamiento pues "se fomenta la proliferación de basureros clandestinos, que los residuos peligrosos, infecto contagiosos de los hospitales y químicos vayan a dar al drenaje".

Considera también que es importante que la gente tenga conocimiento al respecto de estos confinamientos, al igual que las empresas paguen por la recolección de sus desechos industriales y que tengan un proceso, tratamiento y destino final adecuado.

Destacó que las ventajas son mayores al contar con un "cimari", pues asegura que todas las actividades de cada empresa son supervisadas por parte de la profepa y propadec "en lo que hace a los manejos especiales y se vigila que se cumpla, cuentan con normatividad rigurosa que deben cumplir para evitar la contaminación o que se den enfermadas relacionadas con ese tipo de proyectos".