Descuidada y en total olvido, la Avenida Prolongación 5 de Mayo

Hoyos, una superficie inestable, de diversos niveles y enlodada en estas épocas de lluvia, si es que no se inunda, es lo que tienen que lidiar los vecinos de la zona que recorren día a día la avenida
Transitar por la Avenida Prolongación 5 de mayo en Zapopan se ha convertido en todo un reto de paciencia
Transitar por la Avenida Prolongación 5 de mayo en Zapopan se ha convertido en todo un reto de paciencia (Perla Gómez)

Guadalajara

Transitar por la Avenida Prolongación 5 de mayo en Zapopan se ha convertido en todo un reto de paciencia, y además, de habilidades al volante para poder esquivar los hoyos y espacios irregulares de la vialidad sin dejar partes del coche en el camino, o peor aún, quedarse atorados en el mismo.

Hoyos, una superficie inestable, de diversos niveles y enlodada en estas épocas de lluvia, si es que no se inunda, es lo que tienen que lidiar los vecinos de la zona que recorren día a día la avenida para llegar a sus trabajos o casas, así también padres de familia que llevan a sus hijos al colegio Summit School, ubicado sobre esta vialidad. La pésima condición de parte del camino provoca además congestionamiento vehicular por la lentitud con que transitan los vehículos, resultado del estado de la calle.

Detrás del fraccionamiento Solares, la avenida es una de las entradas a este conjunto habitacional, así como para el fraccionamiento Bosques Vallarta y el Summit; es además pase obligado si se quiere llegar al cementerio San Juan de Ocotán. En el camino se distribuyen también empresas, entre ellas una gasera, lo que crece el paso de camionetas de este tipo.

Carlos vive en Solares y toma la avenida ocho veces al día, “a veces la fila en las mañanas, con la entrada de la escuela y la entrada de camiones esto se llena más o menos hasta Camino Real a Colima, tentativamente a veces para salir de esta calle se requieren alrededor de quince minutos para alcanzar a entrar al semáforo”

El vecino, quien señala que tiene que pasar por la vialidad por necesidad y no por gusto, afirma que los colonos y el gobierno de Zapopan hicieron un acuerdo para pavimentar la vialidad, cada uno se encargaría de una parte de la misma, “de Bosques Vallarta hasta antes del Summit está arreglado con concreto hidráulico, y la parte de Zapopan no está hecha”, afirma. Dice, el pacto se hizo cuando el titular de Obras Públicas del municipio era Carmelo Muñoz.

Es esa parte a la que se refiere Carlos la más sufrible para los automovilistas, por sus condiciones. Recuerda que el tramo mencionado se cubrió hace poco con chapopote, pero era usado; aquél que se quitó “en la cinco de mayo, en el pueblito, el chapopote que tenían allá lo sacaron, con máquina de escarbo vinieron y lo tiraron de este lado”, añade otro automovilista que transita la Avenida dos veces por semana.

“Tiraron nada más las sobras, el chapopote viejo lo tiraron de este lado y ya nomás le dieron una emparejada y así lo dejaron, por eso a la primer lluvia luego luego se hicieron así cerros”, detalla el hombre, quien no pierde oportunidad para mencionar que el carro pega “donde quiera, ando arrastrando el mofle y todo”.

Cada lluvia que cae en esa zona es un aporte para que la condición de ese tramo de la calle, que se compone de Aviación a Camino Real a Colima, empeore. Además de que los hoyos se hacen más grandes y profundos, el área también sufre de encharcamientos; el agua incluso se mete a los lugares contiguos, según dicen los vecinos.

Una vigilante de un negocio ubicado sobre la vialidad cuenta cómo “el otro día se volteó uno (un carro) y no lo podían sacar (…) está horrible, una cosa horrible. Y todo esto es una laguna enorme, como si fuera Chapala yo creo, no se quieren ni pasar carros, se regresan”.

Lo colonos ahora esperan a que el ayuntamiento repare el tramo que dicen, se comprometieron a hacer, y que no se olviden de la avenida, menos ahora que viene la ratificación de mandato del alcalde zapopano Pablo Lemus. “A ver si voltean para acá, que voltearan poquito, porque ahora sí que sí nos falta”, dice Carlos.

MC