Descanso inadecuado aumenta probabilidades de desarrollar diabetes mellitus

Cuando hay deficiencias al dormir aumentan los niveles de glucosa en sangre y bajan en los niveles de cortisol, regulador de los carbohidratos, señala médica del IMSS

Guadalajara

Un inadecuado descanso por las noches no sólo influye en el desgaste físico o mental sino que también aumenta las probabilidades de desarrollar diabetes mellitus, e incluso, quienes ya tienen el diagnóstico de esta enfermedad crónico-degenerativa  pueden ver deteriorado su estado de salud más rápidamente, conforme acumulen días sin dormir lo suficiente señaló Lourdes Margarita Mateos Reynoso, médica de la Unidad de Medicina Familiar

Mateos Reynoso, explicó que durante las horas de sueño se liberan un sinnúmero de sustancias necesarias para el buen funcionamiento orgánico. Cuando hay deficiencias al dormir, entre muchas otras consecuencias se observa un aumento en los niveles de glucosa en la sangre, además de bajas en los niveles de cortisol, regulador de los carbohidratos.

Al no descansar lo suficiente se altera la “liberación de la hormona denominada cortisol y por otro se libera mayor cantidad de insulina”, circunstancia que pone en alto riesgo a las personas diabéticas y también a las que no lo son, porque se vuelven más vulnerables a desarrollar la enfermedad. Un buen descanso por la noche se vuelve, en este sentido, indispensable.

Aseveró que los problemas del sueño pueden presentarse tanto en hombres como en mujeres, en todo rango de edad. Los principales síntomas son cansancio e irritabilidad, ante los cuales lo mejor será acudir con un experto en salud a una Unidad de Medicina Familiar (UMF). Durante la revisión se indagará sobre el tiempo y la calidad del dormir del paciente, así como antecedentes clínicos asociados. 

Mateos Reynoso recomendó a la población establecer un horario fijo para acostarse y despertarse todos los días y cumplirlo a cabalidad, incluso los fines de semana, de preferencia cuando ya haya amanecido. La luz solar contribuye a iniciar el ritmo circadiano, es decir, a la liberación de la hormona cortisol cuyo punto más álgido y más bajo es cerca de las 7:00 am y las 7:00 pm, respectivamente.

MC