"Alcaldes metropolitanos partidizan desarrollo urbano"

El dirigente de Movimiento Vial Ciudadano, Ervéy Cuéllar Adame, señaló que entre los munícipes no existe coordinación ni voluntad política para organizarse en la realización de obra pública.

Monterrey

Las obras inconclusas a lo largo del área metropolitana demuestran que, para los alcaldes, el desarrollo urbano es más una cuestión de partidos políticos que de beneficio para sus gobernados, afirmó el dirigente de Movimiento Vial Ciudadano, Ervéy Cuéllar Adame.

Señaló que no existe coordinación ni voluntad política por parte de los munícipes para organizarse en la realización de obra pública y no afectar a los automovilistas con largas horas de tráfico, provocadas por cierres viales y mala planeación.

"¡Parecen topos! Yo no había visto en estas últimas administraciones en el área metropolitana tanta falta de planeación y coordinación, creo que toda esta parte que estamos viviendo se está transformando en un obstructor de la vialidad.

"De por si las calles y avenidas ya no dan más, y se encuentran ya congestionadas, las obras son buenas, el tema es la negligencia y la falta de planeación en la tardanza en su ejecución", dijo.

Como ejemplo, citó a los bloqueos en Revolución y Constitución, así como Eugenio Garza Sada y las obras en San Pedro Garza García que se encuentran inconclusas.

El ex director de Tránsito de Monterrey dijo que es necesario que exista un plan intermunicipal en la que todos los alcaldes se pongan de acuerdo en la ejecución de las obras y no trabajen todos al mismo tiempo.

"Esto perjudica a toda la ciudad, a toda el área metropolitana, a todos los conductores; esto tiene que ver mucho con la cuestión de los partidos políticos y los municipios, unos gobernados por el PRI, otros por el PAN, y lejos de pensar en beneficios para el ciudadano, están más ocupados en obstruir al otro partido; anteponen este interés al colectivo", expresó.

Cuéllar Adame aseguró que la calidad de vida del ciudadano se ve profundamente afectada, ya que la ciudad se está inmovilizando, lo cual genera un gran estrés en el conductor, que se traduce en baja actividad laboral, menos estancia con la familia o para el entretenimiento, entre otras cosas.

Advirtió que la ciudad metropolitana de Monterrey tiene 1.7 millones de horas perdidas en la inmovilidad vial cada año, lo cual se traduce en 13 mil 500 millones de pesos anuales.

"Traemos una calidad de vida horrible en Monterrey y su área metropolitana por esa inmovilidad", insistió.

El líder del Movimiento Vial Ciudadano señaló que las soluciones son más bien sencillas y se arreglan con voluntad política, con coordinación por parte de los alcaldes metropolitanos en la ejecución de las obras, además del compromiso de que éstas sean terminadas en tiempo.

"Lo que falta es voluntad política, si no la hay, si no hay disciplina, si los alcaldes no se olvidan que son panistas o priistas, que eso a los ciudadanos no nos interesa, pues las cosas saldrían bien, pero como no lo hacen quizá sigamos viviendo desquiciados", puntualizó.