Falta definición de obligación en tema de pluviales, señalan

Aseguran que antes las normas eran más claras sobre las tareas y compromisos.
Por ley, Agua y Drenaje es la entidad encargada de supervisar.
Por ley, Agua y Drenaje es la entidad encargada de supervisar. (Raúl Palacios)

Monterrey

Con el paso de los años se han creado comisiones y programas para atender la implementación del drenaje pluvial en la zona metropolitana, pero se han extinguido con los cambios de administración.

Por ejemplo, el Plan de Desarrollo Urbano Monterrey 2013-2025 habla de una Comisión de Drenaje Pluvial, que operó hasta 1971, y fue desaparecida sin permitir la elaboración de un Plan Maestro de Tuberías.

Años más tarde, durante la administración estatal de Fernando Canales, se creó el Sistema Integral para el Manejo de Aguas Pluviales (Simap), pero se canceló cuando Natividad González Parás tomó el cargo como gobernador en el 2003.

Adicional a la falta de continuidad de los programas, los cambios en el Gobierno, existen vacios legales que complican aún más la operatividad de los proyectos.

Es decir que, mientras el artículo 115 constitucional establece que los municipios tienen la obligación de instalar el drenaje pluvial, una reforma a la ley en el 2000 concedió facultades a Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey para prestar este servicio.

Por este motivo, el Gobierno Estatal desembolsó 3 mil millones 041 millones 641 mil 109 pesos de ingresos propios en el 2002 para la construcción de una red de pluviales de 167 kilómetros de extensión; y del 2003 al 2009, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey invirtió 2 mil 600 millones de pesos para construir 135 kilómetros de red de pluviales.

Sin embargo, el 7 de febrero de 2007, el Congreso del Estado volvió a cambiar las reglas del juego y concluyó que Agua y Drenaje elaboraría, ejecutaría y supervisaría los proyectos de pluviales pero los costos por la ejecución de las obras correrían a cargo de los gobiernos.

Desde entonces a la fecha se establece que es facultad de los municipios generar la infraestructura pluvial; aunque Juan Ignacio Barragán, ex director del Simap y actual director de Urbis Internacional SA de CV, consideró que esta disposición es un error.

“Que se genere un organismo metropolitano en donde (...) hagan la planeación y la ejecución de obras pluviales, porque los arroyos no respetan los límites municipales, el agua no conoce el 115, aunque la constitución dice que debe ser municipal pero es un error que tiene la constitución, porque el pluvial es un tema que va a mas allá del límite municipal”, mencionó.