Piden la declaración de ausencia a 100 personas

Luis Efrén Ríos integrante del Grupo Autónomo de Trabajo en Coahuila para la búsqueda de personas desaparecidas, indicó que en su mayoría provienen de Saltillo y Torreón.
Mantas pidiendo justicia fueron llevadas a la manifestación.
Luis Efrén Ríos sentenció que actualmente se encuentran en integración del expediente de acompañamiento a las víctimas para el trámite ante los jueces civiles (Jorge López)
Luis Efrén Ríos, integrante del Grupo Autónomo de Trabajo en Coahuila. (Ana Núñez)

Saltillo, Coahuila

El integrante del Grupo Autónomo de Trabajo en Coahuila para la búsqueda de personas desaparecidas, Luis Efrén Ríos, informó que a la fecha existen 100 solicitudes por declaración de ausencia en el Estado.

En su mayoría son provenientes de los municipios de Saltillo y Torreón, por lo que próximamente sostendrán una reunión con el Poder Judicial en la entidad para tener la cifra exacta del número que han sido resueltas.

Luis Efrén Ríos detalló que la intención para este 2015 es contar con un registro de víctimas desaparecidas.

Sentenció que actualmente se encuentran en integración del expediente de acompañamiento a las víctimas para el trámite ante los jueces civiles, “es una reunión pendiente que nosotros tenemos con el Poder Judicial para que nos informen cuántas se han resuelto y estamos en ese proceso de representación ante el juez sobre este tema”.

Sobre si se han topado con algún obstáculo legal para que la declaración de ausencia pueda ser emitida, Luis Efrén Ríos, subrayó que no existe un problema específico, “hay un trámite en donde se tiene que identificar la persona como desaparecida, el cual es de carácter judicial”.

También detalló que la intención para este 2015 es contar con un registro de víctimas desaparecidas, el cual tiene el objetivo de fijar un criterio oficial, para enumerar correctamente el número de personas no localizadas en la entidad y que apenas está por iniciar, para lo que se han sostenido reuniones con familiares de FUUNDEC y autoridades para definir los protocolos bajo los que reunirá la información.