Piden constatar que en zonas de exploración energética no haya cadáveres

Organizaciones civiles señalaron que las autoridades deben considerar la posibilidad de que existan restos de personas en áreas donde se extraerá gas.
Los activistas participaron en el Cuarto Encuentro con Organizaciones que Acompañan a Víctimas de Desaparición.
Los activistas participaron en el Cuarto Encuentro con Organizaciones que Acompañan a Víctimas de Desaparición. (Lorenzo Encinas)

Monterrey

Organizaciones acompañantes de víctimas de desaparición exigieron este sábado un análisis previo a las nuevas zonas de exploración de hidrocarburos, a fin de constar que no haya restos humanos pertenecientes a familiares.

En el marco del Cuarto Encuentro con Organizaciones que Acompañan a Víctimas de Desaparición, externaron su preocupación en que con el lanzamiento de la reforma energética, en zonas como la Cuenca de Burgos no se tomen en cuenta los restos humanos que podrían aparecer.

A decir de Raymundo Ramos, representante del Centro de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, la reforma energética y la nueva industrialización representa un riesgo para la búsqueda y localización de desaparecidos.

“Exigimos que antes de realizar cualquier perforación en busca de hidrocarburos, se constate que no haya restos humanos en dichos lugares.

“Nos preocupa que la implementación de la reforma energética se pueda anteponer el interés económico, al dolor y la deuda que tiene el estado mexicano con familiares de personas desaparecidas", manifestó.

Las más de 12 organizaciones representantes de Guerrero, Coahuila, Distrito Federal, Sonora, Sinaloa, Michoacán, Ciudad Juárez, Nuevo León, entre otras, hicieron un llamado público a las autoridades para realizar procesos forenses confiables en caso de encontrar restos humanos.

Al respecto, Consuelo Morales, titular de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, AC (CADHAC), indicó que usar equipo especializado como el que hay en Nuevo León puede facilitar la localización de restos humanos.

“No estamos en contra de la industrialización, pero lo que si estamos en contra es que se priorice el interés económico por una responsabilidad que el estado mexicano tiene que es con los familiares de las personas desaparecidas.

“Así que antes de que puedan dar el aval para cualquier espacio buscando la riqueza energética primero se agote y se determine que sea libre de restos humanos”, mencionó Morales.

Entre las zonas que consideran vulnerables por la violencia se encuentran la zona de Cuenca de Burgos, la Ribereña en Tamaulipas, así como sitios de hidrocarburos como en Veracruz.

“Hay zonas donde coincidentemente hubo desapariciones, violencia y ahora se pretende hacer exploraciones para yacimientos como Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León, entre otros”, dijo Ramos.

Si hay perforaciones actualmente, apuntó Morales, se analizará la manera de detenerlas parcialmente para asegurar que no hay en la zona restos humanos pertenecientes a desaparecidos.