Por desabasto mujer pasa un mes en Hospital Ayala del IMSS sin ser operada

Añejos problemas en la clínica 45 del IMSS se recrudecen. Faltan desde insumos para cirugías hasta leches para bebés en cuneros.
La suciedad, la sobresaturación y las carencias no son novedad en el Ayala.
La suciedad, la sobresaturación y las carencias no son novedad en el Ayala. (Maricarmen Rello)

Guadalajara

Alejandra (su nombre real se resguarda a petición de la agraviada) asegura ser víctima de una negligencia médica. Pese a que está internada desde hace casi un mes en el Hospital Ayala (clínica 45) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con fractura de tobillo, aún no ha sido operada por “falta de insumos”. Tal es la explicación que le dan.

Su calvario comenzó el 16 de marzo cuando resbaló accidentalmente en el centro comercial Plaza Patria y se fracturó el peroné del tobillo izquierdo. Alejandra fue internada el 28 de marzo para operarla, pero hasta hoy eso no ha sucedido y desde entonces ocupa una cama en este atestado hospital, donde ve pasar las horas y los días con su pie deformado.

“Supuestamente no hay placas, no hay presupuesto para comprar la placa que necesito”, dice la mujer de 46 años de edad, quien ha debido dejar el hogar y a sus tres hijos, en lo que espera se resuelva el presunto desabasto. Se atravesó Semana Santa y de Pascua.

“A los 15 días que llegué aquí me dijo el doctor Navarro (traumatólogo del Hospital Ayala) que el hueso de mi pie ya estaba soldando solo, que ya era más complicado (operar). Se va. Me mandan a otro doctor después de 21 días, el que ya me va a operar,  y me dice que no necesito placa, que no necesito operación. ¿Me tuvieron 21 días y me salen con esto?” Cuestiona.

“Yo no sé. Aquí se corren rumores de que las placas cuestan”, dice.  

Ella se queda. No puede pisar con el pie. Trae férula pero ella advierte el hueso todavía despegado. “Estoy deprimida, mis tres hijos en casa y yo aquí encerrada”.

Día 27. Tras una nueva visita a la Dirección del que lleva por nombre oficial Hospital General Regional 45 –varias con el doctor Corona en persona- a su esposo le informan que hay “falta de insumos”… sin precisar si es sólo la placa ortopédica.

En el Ayala hay carencias. No sólo escasean los insumos quirúrgicos. “Anoche no había leche para los bebés en cuneros”, dice preocupada.

“La comida es muy mala y escasea el personal… el domingo (19) nadie en todo el día llegó al piso a hacer la limpieza, hasta que por la tarde un familiar de otra paciente se fue a quejar a la Dirección”.

La suciedad, la sobresaturación y las carencias no son novedad en el Ayala, de lo que ha dado cuenta quejas y versiones periodísticas.

Hoy de plano, otra familiar de una paciente, compró su cloro y su ‘fabuloso’ para asear la habitación de hospital ella misma.

Día 28 (viernes 24 de abril). Alejandra sigue internada. Tiene la promesa, de que al fin será operada este fin de semana.