Iniciativa de derecho a la vida "revive" polémica

Activistas inician "ciberacción" en redes sociales para exigir al Congreso del Estado que rechace el proyecto de reforma constitucional presentado por el Partido Acción Nacional 

Monterrey

A través de redes sociales, algunas agrupaciones de mujeres  manifestaron su inconformidad ante la reforma sobre el derecho a la vida, iniciativa del diputado del PAN, Francisco Treviño Cabello, que pretende proteger la vida de las personas desde el momento de la concepción.

El dictamen fue aprobado en comisiones por el Congreso del Estado el viernes con ocho votos a favor y uno en contra.

Ello desencadenó en redes sociales un movimiento llamado Ciberacción por las mujeres de Nuevo León, en el cual se solicita a los legisladores mediante un oficio, ser responsables ante las situaciones que tomen y que no sean contrarias a los derechos de las mujeres.

Con la frase: “¡Decidir no es un delito, decidir es un derecho!” se difunde un escrito que se enviará a los diputados de Nuevo León, el cual rechaza la iniciativa del diputado panista, argumentando que esto viola los derechos humanos de las mujeres, reconocidos en la Constitución, por lo que exigen a los legisladores que rechacen la iniciativa.

En la campaña que circula en redes sociales a través del link www.tupuedessalvartuvida.org/NUEVOLEON/ se convoca a la población a firmar el formato que ahí se despliega, el cual es enviado a los correos electrónicos de los diputados.

La reforma sobre el derecho a la vida fue analizada por la Comisión de Legislación y Puntos Constituciones, encabezada por el diputado independiente Luis David Ortiz Salinas, quien señaló que el fin no es sancionar el aborto, pues eso ya lo estipula el Código Penal, sino proteger la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

La propuesta requiere una segunda votación en el Pleno con un voto calificado de 28 de los 42 diputados locales.

Al respecto, Juana Aurora Cavazos, secretaria de Educación estatal, propone abrir una amplia consulta pública con quienes han sido protagonistas.

Agregó que independientemente del debate entre líderes de opinión, servidores públicos y partidos políticos, se debe ir más a fondo y escuchar las voces para lograr un consenso muy profundo.

“Es muy importante conocer la opinión de las personas que están en esa condición (un embarazo no deseado, por ejemplo) y que externen sus conceptos porque es quien tiene la autoridad moral de decidir”, dijo.

“Soy una mujer de mucho respeto, podemos disentir en los conceptos, de manera que insisto, la principal opinión no es de nosotras, sino de quien se encuentra en esas circunstancias”, declaró.

La diputada local del Partido Nueva Alianza (Panal), María Dolores Leal, expresó una postura radicalmente opuesta, pronunciándose a favor de la iniciativa.

La legisladora expresó los hijos son el regalo de la vida, y que si no se desea traer niños al mundo, se deben de tomar las medidas pertinentes, ya que un embarazo, dijo, surge de la voluntad de la mujer y el hombre.

“Si yo no quiero que venga al mundo un niño tomo las medidas pertinentes, pero ¿por qué ser tan irresponsable al momento de mantener una relación y dejo que venga el niño y luego digo: ‘Ay, no, siempre no lo quería’? Yo creo eso no es válido, que estoy atentando contra un ser que no me pidió venir al mundo”, declaró.

Expresó que se tienen que escuchar todas la voces, pero que la citada comisión debe de ser responsable organismo dictaminador.

Durante la sesión celebrada por la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del Legislativo estatal, los representantes del Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León, que tuvieron voz en ésta, expresaron su inconformidad ante el hecho de que el proyecto de reforma atenta contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

La iniciativa de la bancada panista en el Congreso del Estado, propone la modificación del artículo 1 de la Constitución local, con el fin de garantizar el derecho a la vida desde el momento de la concepción y hasta la muerte natural, lo que reviviría la polémica en torno a la legalización del aborto y la eutanasia, temas que han sido motivo de amplios debates desde la ley, la moral y la bioética en los ámbitos nacional e internacional.