“Ya no denunciamos los delitos porque realmente tenemos miedo”

Habitantes de esa localidad dijeron que conocen a delincuentes y contrario a lo que dice el edil, no son extranjeros.
Los vecinos del sector aseguraron que ya no confían en la autoridad municipal ni estatal.
Los vecinos del sector aseguraron que ya no confían en la autoridad municipal ni estatal. (Roberto Alanís)

Salinas Victoria

"¡Hay veces que queremos hablar allá a Monterrey porque ya no aguantamos aquí en Salinas Victoria!", exclamó doña Carmen, una señora de la tercera edad, quien manifestó estar harta de la ola de robos y demás hechos delictivos que ocurren cada semana en esta localidad, ubicada a casi una hora del centro de Monterrey.

La señora, quien prefirió dar ese nombre por temor a alguna represalia, contradijo la versión dada por el alcalde de Salinas Victoria, Gonzalo Elizondo Lira, quien sostuvo que los delincuentes venían de afuera del municipio para cometer los atracos.

"Eso no es cierto, son de aquí y los conocen, para qué se hace tarugo, pero como tienen amistad con las familias, hay veces que quisiéramos hablar a Monterrey con (el arquitecto Héctor) Benavides para decir que ya no aguantamos aquí en Salinas", refirió.

Algo que rayaría en lo extraño, externó una de las vecinas entrevistadas, es que últimamente se están robando la gasolina de los carros y para ello agujeran el tanque causando así doble problema para las víctimas.

"Se están robando la gasolina de los carros, y eso nos afecta mucho, porque a mí mi viejo se me pone malo en las noches a veces y cómo le hago para moverlo a un hospital", reclamó otra de las vecinas que también prefirió mantener el anonimato.

Ambas señoras señalaron que es en sus mismas cuadras en donde habitan presuntos delincuentes y hasta narcomenudistas, sin embargo, resaltaron que la Policía Municipal no hace nada al respecto y tienen en cuenta quiénes son los que realizan estas prácticas.

"Éste de aquí de la esquina está aquí hasta las dos o tres de la mañana, a veces hasta le amanecen (drogándose), le hacen con esa cosa que sacan una lata y le prenden fuego.

"Y la Policía Municipal, bien gracias, y como uno conoce a los que roban, ellos mismos nos dicen ¡que al cabo los ministeriales nos piden un moche! Pues así para qué (denuncian), entonces ¿cómo le hacemos?", cuestionaron ambas vecinas.

Alegaron que no denuncian porque simple y sencillamente no confían ni en las autoridades municipales, ni en las estatales.

"No denunciamos porque pues realmente tenemos miedo pues aquí viven en frente y las abuelitas son bien bravas, haz de cuenta que los defienden a escapa y espada", externó doña Carmen.

Pese a no responder el llamado a cada evento delictivo, las vecinas hicieron referencia a un tal Jaime El Árbol, quien es presuntamente abogado y trabaja en la actual administración municipal, mismo a quien acusaron de tener relación con los delincuentes.

"Es de la presidencia ese el mentado Jaime (El Árbol), es abogado y según él es el que saca a todos los que se meten en problemas, entonces de qué te sirve de que te quejes si ahí están metidos", afirmó una de las vecinas.