Denunciará Zapopan a Alonso Godoy Pelayo por enriquecimiento ilícito

ASEJ dejó ‘limpio’ ejercicio de Héctor Robles y se fincan 1,283 mdp en los primeros 3 meses de la administración de Pablo Lemus.
En conferencia de prensa Pablo Lemus expuso que la ASEJ dejó "limpia" a la administración de su antecesor Héctor Robles Peiro
En conferencia de prensa Pablo Lemus expuso que la ASEJ dejó "limpia" a la administración de su antecesor Héctor Robles Peiro (Cortesía )

Guadalajara

Los cargos que fincó la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) por presunto daño patrimonial al ejercicio 2015 del municipio de Zapopan responden a una “venganza personal” de parte de Alonso Godoy Pelayo, quien fuera titular del organismo fiscalizador, en contra de Pablo Lemus Navarro, aseguró el propio presidente municipal en conferencia de prensa ofrecida ayer, donde denunció varias irregularidades en lo auditado.

El alcalde de Zapopan expuso que la ASEJ dejó “limpia” a la administración de su antecesor Héctor Robles Peiro, en los ejercicios 2013, 2014 y enero-septiembre de 2015; mientras que a su administración, le observaron montos por mil 283 millones de 682 mil 630 pesos (mdp) en tres meses; no obstante que de octubre a diciembre de 2015 ejerció 1,045 mdp, por lo que el monto de lo observado supera el recurso que pudo ejercerse directamente, destacó el primer edil.

De hecho, en 96% de las observaciones (implican 1,269 mdp) se señala daño patrimonial porque el gobierno no recibió la cesión de predios, cuando se trata de 58 fraccionamientos que no autorizó este gobierno; que no han sido entregados y recibidos formalmente; e incluso algunos no tienen escritura pública o ni siquiera se han comenzado a construir, como es el caso de “Distrito K” (proyecto en la antigua planta de la Kodak), ejemplificó.

Lemus Navarro expuso que la ASEJ observó tan solo 1,702 pesos por los mismos fraccionamientos a la administración de Robles Peiro contra 201 millones de pesos que observa en los tres primeros meses de su gobierno; lo que a su juicio obedece a una “venganza personal” ya que en 2011 solicitó, siendo presidente de Coparmex, Jalisco y en conjunto con ciudadanos y diversos colectivos de la sociedad civil, la renuncia de Pelayo Godoy al frente de la Auditoría Superior “por actos de corrupción”.

Pese a que todas las observaciones fueron respondidas, la ASEJ las rechazó y remitió al Congreso del Estado el dictamen que determina que la cuenta pública de 2015 no fue aprobada y recomienda fincarle cargos. Además de los fraccionamientos, destaca el pago a una televisora, donde la ASEJ observa 1.4 mdp y aunque se entregaron las facturas y copia de los spots transmitidos, pretende sancionar al municipio por no presentar “la pautas”.

El alcalde dijo que se solicitará que la cuenta pública sea regresada a la ASEJ, una vez que se designe un nuevo titular.

“¿Por qué no ahorita?, porque Teresa Arellano (auditora interina) es un títere del auditor y todos los sabemos. Simple y sencillamente el auditor Alonso Godoy sigue manejando la auditoría desde afuera”, afirmó.

Procederán contra Godoy

Acompañado por la contralora ciudadana, Adriana Romo López y por Luis García Sotelo, tesorero municipal; Pablo Lemus anunció que por su parte seguirá señalando al ex auditor Alonso Godoy por enriquecimiento ilícito y no duda en que lo verá en la cárcel.

“Es burda la venganza de Alonso Godoy contra Pablo Lemus. Una cosa si les digo, voy a seguir luchando hasta el último día para meter a la cárcel a Alonso Godoy. Lo vamos a hacer. Estamos reuniendo todas las pruebas de sus propiedades tanto en México como en el extranjero… Vamos a presentar las denuncias por enriquecimiento ilícito y los vamos a meter a la cárcel porque hay muchos colectivos y órganos empresariales interesados en que Alonso Godoy se vaya a la cárcel”, enfatizó.

Por su parte el tesorero municipal, apuntó que se demostrará al Congreso del Estado que dicha auditoría está plagada de inconsistencias y se procederá legalmente en contra de Alonso Godoy por utilizar las instituciones y recursos públicos para cobrar venganzas personales.

Pablo Lemus llamó a los diputados a nombrar un nuevo auditor superior independiente de Godoy Pelayo, para revisar la cuenta pública 2015 de Zapopan.

“No es posible que utilice instituciones para cobrar venganzas personales, cuando el auditor debió excusarse desde un principio por haber conflictos de interés”, refirió. En cambio, firmó, ordenó la vigilancia y mandó un ejército de auditores, de manera inusitada en la historia del municipio: 49 personas para auditar a Zapopan; cuando en años previos no eran más de diez los auditores asignados a revisar el gasto municipal.

Claves
Irregularidades


La ASEJ de Alonso Godoy declaró “limpios” los ejercicios de gobierno de Héctor Robles correspondientes a 2013; 2014 y enero-septiembre 2015

La ASEJ finca a la administración de Pablo Lemus cargos por mil 283 millones de pesos por todo el gasto ejercido en 2015 (ejerció sólo de octubre a diciembre).

La ASEJ finca a la actual administración cargos por 1.4 millones de pesos por el pago de spots a una televisora. Resuelve sancionar porque no se le entregan las pautas.

La ASEJ da por buena una carta compromiso de Héctor Robles para justificar el gasto de 385 mil pesos por unos conciertos. A la actual administración le fincan cargos por esos mismos conciertos, pese a que se firmó un convenio más formal que la carta compromiso.

Héctor Robles pierde juicio y se le ordena pagar a la empresa de estacionamientos PARE por 1.4 millones de pesos. A la actual administración le fincan cargos por el “pago excesivo” al haber cumplido esa orden judicial.

Exigen pagar como daño patrimonial el valor de las áreas de cesión de 58 fraccionamientos. Si eso ocurriera, las áreas de cesión pasarían a ser propiedad de quién las pague, a valor catastral, y se incumpliría el Código Urbano.

En los primeros tres meses de gobierno de Pablo Lemus, la ASEJ integró más de 300 observaciones contra 75 que se dieron en los meses anteriores durante la gestión de Héctor Robles.

MC/SRN