Denuncian que Tonalá dañó reforestación

Funcionarios tonaltecas destruyen arbolado nuevo, denuncia asociación por el rescate del área verde.
Comienza la segunda reforestación en el Cerro de la Reina.
Los integrantes del Colectivo Defendamos el Cerro de la Reina reforestaron esta zona. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Los integrantes del Colectivo Defendamos el Cerro de la Reina denunciaron la presunta campaña de hostigamiento del gobierno de Tonalá, que habría derivado en el daño de árboles fruto de las recientes plantaciones promovidas por la agrupación, que se ha distinguido por su oposición a los proyectos oficiales para este espacio público, en especial el centro de convenciones Yolkan. 

"Nos pronunciamos enérgicamente por la agresión directa que ininterrumpidamente han realizado funcionarios públicos del gobierno de Tonalá al destruir deliberadamente los árboles que hemos reforestado en el Cerro de la Reina para su recuperación ambiental", acusaron en un escrito formal entregado a este diario.

El colectivo ha trabajado en el rescate "ante el doble discurso de las autoridades municipales y estatales en donde, por una parte anuncian la cancelación del proyecto Yolkan y las intenciones de regenerar ambientalmente el cerro, y por otra parte continúan litigando en los juzgados, y dando tratamiento ambiental únicamente a las áreas que son ajenas al proyecto, derogando un gasto de cantidades millonarias por la escasa reforestación que realizaron".

En las últimas semanas "hemos observado como el personal del Ayuntamiento Municipal de Tonalá ha dañado los pinos que hemos reforestado la sociedad civil al margen del gobierno, dañando sus fustes de los arbolitos con las desbrozadoras o bien pisándolos con dolo y no facilitando en lo absoluto la sobrevivencia del arbolado", agregan. 

Lo lamentan, pues "con mucho esfuerzo hemos realizado una reforestación como nunca se había hecho en el Cerro de la Reina, en donde no hay una experiencia exitosa de plantación de arbolado debido a las deficientes técnicas y descuidadas prácticas de mantenimiento, así como a las condiciones geológicas y edafológicas características del mismo".

El colectivo ha debido sufragar los costos de la plantación y su mantenimiento. "Invertimos recursos propios, tres mil pesos aproximadamente, en aplicar hidrogel que mantiene la estructura y la humedad del suelo para facilitar el desarrollo radicular de las raíces en su primera etapa de vida, del mismo modo se invirtió en proporcionar a la planta una base de tierra orgánica rica en nutrientes y aplicamos enraizadores orgánicos para agilizar el establecimiento de la plantación".

Del caso "hacemos responsable a las autoridades municipales, en particular al alcalde Sergio Chávez Dávalos, de los arboles dañados o  muertos, así como de la ofensa que nos causa a la sociedad al dañar el esfuerzo que hemos decidido hacer de manera independiente para  no prestarnos a las simulaciones de los gobiernos municipales y estatales". 

Por ello, "exigimos de manera firme que cese este hostigamiento y sea respetado nuestro esfuerzo por parte de los funcionarios públicos y advertimos que no toleraremos más ofensas, que incrementaremos de manera contundente las acciones de resistencia desde las vías civiles y pacíficas para que el gobierno aprenda a respetar a la sociedad que lo sustenta".

GPE