Aumentan los delitos en municipios de zona periférica

Mientras que en el área metropolitana hubo una reducción delictiva, en otros municipios aumentó. 

Monterrey

Al hacer un balance del trienio 2012-2015, el Observatorio Ciudadano de Nuevo León reveló que mientras municipios de la zona metropolitana bajaron sus índices delictivos, algunos de la periferia aumentaron su índice de ilícitos, principalmente patrimoniales.

El organismo –integrado por el Centro de Integración Ciudadana, Consejo Cívico, Coparmex, Canaco y Caintra– informó que, según datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado, hubo una mejoría en la zona conurbada.

Mientras Monterrey y San Nicolás disminuyeron en un 17.3 por ciento y 17.6 por ciento su incidencia, otros municipios, como García, Juárez, Santa Catarina y Escobedo registraron un incremento de 116, 108, 45.9 y 39 por ciento, respectivamente.

También existió un alza de delitos en municipios periféricos, sobre todo en las localidades de Cadereyta, Juárez y Pesquería. En el primer caso se percibió una cifra de dos mil 203 delitos cometidos por cada 100 mil habitantes dando un incremento de 80.5 por ciento con respecto al periodo de 2012-2013.

Juárez, por su parte, tuvo un aumento del 74 por ciento, con respecto al periodo de noviembre 2014- octubre 2015, al denunciarse mil 815 delitos en comparación con el lapso entre 2012-2013.

Pesquería cerró el periodo de noviembre 2014- octubre 2015 con una tasa de cinco mil 623 delitos, cifra que corresponde de 1.08 veces su proporción con respecto al periodo noviembre 2012- octubre 2013, que percibía dos mil 969 casos en la tasa de delitos.

Los organismos que integran el  Observatorio Ciudadano consideran que el incremento de los delitos en los municipios circundantes está estrechamente relacionado con el incremento de la inversión extranjera dentro de los mismos, es por eso que se ven expuestos a estas situaciones.

Asimismo, creen necesario anticiparse y enfrentar los retos con medidas preventivas, tomando en cuenta la cantidad de elementos con las que cuenta el municipio, contar con equipamiento adecuado y formación para responder con confiabilidad las demandas de la seguridad.

Además, se percibieron avances en materia de seguridad sobre casos de robo patrimonial, que involucra el robo a vehículo, a casa, a negocio y a persona con una disminución del 58.6 por ciento, aunque en los delitos de violencia familiar, lesiones y violaciones aumentaron 60.2 por ciento en todo el estado.