Han dejado de sacrificar a mil 250 reses en el Rastro

Se cobran 300 pesos por cada animal sacrificado, sin embargo, se suspendió el área de sacrificio de bovinos.
El Rastro Municipal de León ha dejado de ganar 375 mil pesos.
El Rastro Municipal de León ha dejado de ganar 375 mil pesos. (Archivo Milenio )

León, Gto.

Unas mil 250 reses se han dejado de sacrificar en el rastro municipal de León, luego de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), suspendió el área de sacrificio de bovinos, al dar positivo unas muestras en clembuterol.

El rastro municipal cobra 300 pesos por cada res que sacrifica, por lo que ha dejado de percibir aproximadamente 375 mil pesos en los últimos cinco días.

El director general de administración del Rastro tipo TIF, José Homero Gómez, reconoció que no se tiene un filtro para detectar si algún animal ha sido engordado con esa sustancia.

Hoy se reunirán en la Ciudad de México en la Cofepris, confía que la suspensión sea levantada, "porque la ciudad es la que va a sufrir las consecuencias, está entrando carne de manera indiscriminada, sin ningún control y eso perjudica, yo creo que ahorita estamos más en riesgo que con esa parte".

La suspensión se registró desde el sábado desde las 2:00 de la mañana, luego de que 15 de las 26 muestras de orina y sangre de animales, dieron positivo en clembuterol.

"Cada quien tiene su responsabilidad, llega el ganado, lo recibimos con toda su documentación, guía sanitaria, recibo zoosanitario, la guía de tráfico y el que cumpla con toda la normatividad, se hace el ante-mortem donde se revisa el animal o está listo para el sacrificio, si hay alguna duda, se mete a un corral como 'sospechoso' ya sea por alguna enfermedad esto lo hace el médico, a nosotros solo lo que nos corresponde es la documentación, lo demás es de los médicos y lo que sigue, hasta ahí llega nuestra responsabilidad en cuanto a eso", explicó José Homero Gómez.

Al preguntarle directamente, si se puede detectar si un animal consumió clembuterol, respondió "es muy difícil, para poderlo ver solo a través de un laboratorio, los análisis, ahí se ve si son positivo o negativo a la sustancia, aquí estaría bien que las autoridades busquen algún sistema para que cuando llegue el animal se detecte si consumió o no esta sustancia para sacrificarlo, porque nosotros solo somos prestadores del servicio".

Al no contar con un filtro que detecte esta sustancia, Homero Gómez reconoció que la única manera de saberlo es que el propietario de los animales lo reporte, hecho que no se señala al ser un delito, el uso del clembuterol para la engorda de ganado para su consumo humano.

"A 'ojo de buen cubero' es muy difícil detectar si tiene o no tiene clembuterol, nosotros firmamos un convenio de concesión con el Municipio donde se establece que nosotros tenemos que darle el sacrificio a todas las personas que lo soliciten", enfatizó.

Pero además señaló que esta situación está generando la matanza de reses en malas condiciones, en municipios como San Francisco del Rincón, Purísima, Lagos, Irapuato, Salamanca así como mataderos rurales que operan en peores condiciones.