Aún sin definir, proyecto contra erosión costera

La Comisión de Ecología en Madero asegura que API Altamira ya presentó 3 proyectos para detener el daño, a lo que el puerto afirma no tenerlos.
Se prevé que a partir de la tarde noche del 3 de septiembre se sientan afectos de las lluvias.
Se prevé que a partir de la tarde noche del 3 de septiembre se sientan afectos de las lluvias. (JOSÉ LUIS TAPIA)

Madero y Altamira

El rescate costero que significa el cordón litoral y su continua erosión aún carece de un proyecto definido para su remediación, ya que a decir de la Comisión de Ecología en Madero la Administración Portuaria Integral de Altamira ya entregó tres documentos para detener el problema, mientras que API afirma que todavía no tiene definido el proyecto a presentar.

Según la Comisión de Ecología de Madero, la Administración Portuaria Integral (API) Altamira ya entregó tres proyectos para detener la erosión del cordón litoral ubicado en costas del Golfo de México, y ya dependerá de la federación iniciarlo y remediar con el pasivo ambiental.

“El problema ya lo tiene la federación, ellos están estudiando los proyectos que se presentaron, que tengo entendido que son tres y veremos cuál es el más viable para llevar a cabo la remediación de este problema”, declaró la regidora María Elena López García, presidenta de la Comisión de Ecología.

Al respecto la Administración Portuaria Integral de Altamira afirma que no ha definido hasta el momento los proyectos de obra que se van a presentar para la restauración del cordón litoral.

De acuerdo con información de la dependencia, el rescate costero sigue en la agenda de API y está contemplado dentro del programa de obras 2015-2017.

Según se indicó, la rehabilitación costera requiere obras a corto, mediano y largo plazo, pero todavía no se ha definido cuáles son y cómo van.

A su vez la titular de Ecología en Madero dijo que se reunió el alcalde de Altamira, Armando López Flores; el director de API, José Carlos Rodríguez; el secretario del Ayuntamiento de Madero, Sergio López de Nava; y la Comisión de Ecología de Madero, y allí se les informó sobre la actualidad del proyecto.

Sergio Jiménez Hernández, especialista en ingeniería marítima involucrado con el proyecto desde finales de los años ochentas, detalló que una obra que remediara el problema del cordón litoral de Altamira tendría un valor de 600 millones de pesos.

Al cuestionar a la funcionaria municipal sobre el valor de las remediaciones que propuso API, remarcó que el valor se debió haber incrementado ya que pasaron aproximadamente tres años desde que se dio a conocer la obra.

“Actualmente el problema es muy grande, son siete kilómetros que tenemos sin cordón litoral y bueno, ya el remedio ya será otro y serán otras las condiciones”, declaró López García, además de remarcar que “está en manos de la federación ya, el problema ya lo tienen que resolver ellos y ya están viendo cuál es el más viable”.

Expuso la Comisión de Ecología que ya dependerá los tiempos del gobierno federal en cuestión de darle solución a un problema que ha ido avanzando desde la década de los ochentas.

Sergio Jiménez explicó que “se perdieron 75 metros en ocho años, lo que quiere decir que se han perdido diez metro por año, lo que equivale a casi 125 campos de futbol, de 120 metros de longitud.

Las técnicas que se pueden implementar en evitar la erosión del cordón litoral se tendrán que analizar de acuerdo al costo, pues de no atenderse lo más pronto posible puede ocasionar inundaciones graves en Madero y Altamira.

“Es que también depende de la técnica, si es derrocamiento que es la más cara. Pero ahora hay geotubos, pero puede ser el mismo (el costo) o puede ser equivalente, no creo que rebase mucho”, declaró el director general del Centro de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Portuaria y Marítima.

Por su parte API Altamira recordó que el Centro de Investigación y Desarrollo de Ingeniería Portuaria (Cidiport) de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, realizó un diagnóstico de la erosión, y el Instituto Mexicano del Transporte elaboraría el proyecto integral de recuperación del cordón litoral de la playa sur, el cual  presenta varias alternativas de solución, dentro de las cuales existe una que es la más viable técnicamente.

Sin embargo, de ese abanico de alternativas, todavía no hay algo formal y por lo mismo, no se ha hecho una presentación oficial ante  autoridades, se dijo.

Mientras tanto, se llevan a cabo estudios de costo beneficio para la aprobación de la cartera del proyecto de inversión y paralelamente se gestionan recursos. Se necesitan aproximadamente 700 millones de pesos y se espera tenerlos el próximo año, para la ejecución de una primera etapa.

La Dirección General de Puertos mediante un convenio de participación, encomendó al Instituto Mexicano del Transporte la elaboración del proyecto.