“Queremos que dé la cara”, defensores de Temacapulín

Los colectivos que integran la defensa del poblado alteño se reunieron la noche de ayer para discutir el comunicado del gobierno estatal.

Guadalajara

La organizaciones defensoras de Temacapulín consideraron un “abuso de poder” violatorio delos derechos humanos de los habitantes de esa población, el anuncio que la noche ayer  hizo el gobierno de Aristóteles Sandoval de llevar la cortina de la presa El Zapotillo a 105 metros de altura.

 

María González Valencia, directora del Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario, dijo que se trata de una determinación que sólo busca salvar la imagen del gobernador y que deja “en total indefensión” a los afectados, y podría entrañar una violación al derecho por contravenir una decisión firme de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

 

Los colectivos que integran la defensa del poblado alteño se reunieron la noche de ayer para discutir el comunicado que a juicio de González Valencia, no funda ni motiva la decisión, sino que se limita a enunciar la presunta defensa de los habitantes por una obra supuestamente insegura.

 

“Es un discurso contradictorio porque pretende partir de garantizar derechos humanos pero va contra estos y además le da la espalda a todas las promesas del gobernador que en campaña y ante de asumir el mandato se comprometió a defender la soberanía hídrica de Jalisco y los derechos de los habitantes afectados; exigimos que dé la cara y así como acudió a Temacapulín a hacer promesas, ahora se presente y nos dé una explicación completa”.

 

Las organizaciones adelantan que harán un llamado nacional e internacional de alerta inmovilización contra el gobierno de Jalisco y que revisarán profundamente las implicaciones jurídicas de la decisión del gobernador, que nuevamente no considera al Poder Legislativo como lo hizo el gobierno anterior, lo que fue causal de que perdiera la controversia ante la SCJN.

 

Por su parte el presidente de la Asociación Concedes, Juan Guillermo Márquez, lamentó la insistencia en trasvasar agua a León por el riesgo de colapso de la región alteña que ello acarrea.