También defenderán en juicios orales

La reforma establece la manera “en que se deberá representar” a los acusados en las audiencias orales. También precisa cuáles serán las atribuciones especiales para la defensoría de oficio.
Se establece cómo se presentará a los acusados en la audiencia.
Se establece cómo se presentará a los acusados en la audiencia. (Especial)

Guadalajara

La Procuraduría Social también tendrá que formar parte del nuevo sistema de justicia penal. Los diputados locales aprobaron en comisiones y ya turnaron al Pleno las reformas a su ley orgánica, en las que se prevén las nuevas atribuciones y responsabilidades que tendrá la dependencia, ante la implementación de los nuevos procedimientos y de los juicios orales.

La reforma establece la manera “en que se deberá representar” a los acusados en las audiencias orales. También precisa cuáles serán las atribuciones especiales para la defensoría de oficio.

Con los cambios a la ley, se señala como una obligación de los defensores de oficio “representar y defender a los imputados en el sistema de justicia penal acusatorio, oral y adversarial, llevando a cabo las estrategias para una defensa técnica adecuada, promoviendo, respetando, protegiendo y garantizando los derechos humanos”.

También se hacen las adecuaciones sobre la presencia que deberán tener los defensores de oficio en las diferentes etapas del nuevo proceso penal, cuando sean nombrados por el inculpado o los designe el Ministerio Público, el juez de control, el tribunal oral, el juez de ejecución o el tribunal de la causa.

La iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Procuraduría Social fue presentada por el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Héctor Pizano Ramos. El 27 de marzo pasado se le dio primera lectura en sesión de pleno y, en virtud de que el 3 de abril pasado se celebró una reunión de asamblea intermedia, podría ser aprobada en el próximo pleno.

En el dictamen que llegó al pleno se señala que “es necesario el armonizar y modernizar a las instituciones involucradas y quienes serán las implementadoras de este nuevo sistema judicial”.

De esta forma, se agrega, “se sientan las bases para crear una defensoría pública más eficiente y profesional, con lo que se terminará con historias en las que muchas personas iban a la cárcel por no contar con los recursos para pagar un abogado, y con ello tener acceso a la defensa adecuada”.