Se dedican al comercio legal de especies exóticas

Son los propietarios de DS Exotics, una empresa hidalguense que cuenta con los permisos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales federal para desarrollar tal tarea.

Pachuca

Ernesto David Salinas y Arturo Calderón son los dueños de DS Exotics, una empresa dedicada al comercio legal de animales exóticos.

A lo largo de los siete meses de constituida, esta pequeña empresa hidalguense ha comercializado desde mantis hasta cachorros de tigre, todo con el respaldo de la ley.

Esta pequeña empresa tiene el premiso de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales federal con folio 13/K2-0213/07/13, el cual consiguieron hace más de medio año para constituirse formalmente como comerciantes de animales exóticos.

“Primero fue investigar cómo se podían vender los animales de manera legal. Después fuimos a la Semarnat a sacar nuestro permiso para comercializarlos. Formalmente ya estamos inscritos en el padrón para venderlos”.

Después, agregó, siguió la parte relacionada a conseguir los animales y darles difusión, lo demás legal son las notas y permisos para exhibiciones, los permisos para transportarlos e importarlos”, explicó Calderón sobre el procedimiento para darse de alta.

Reptiles, arácnidos, mantis y cualquier otro animal que se les pueda ocurrir, todos ellos están en la posibilidad de comerciarse apegados a la normatividad nacional que incluye permisos emitidos por la Federación, además de algunos internacionales.

“La venta de los animales exóticos todos vienen con los papeles correspondientes que en el caso de los importados son cites y pedimento y en el caso de ser nacionales es el número de aprovechamiento y el número de la UMA (Unidades de manejo para la Conservación de la vida silvestre) de donde sale”, añadió Calderón.

Calderón y Salinas tienen gusto por lo animales, situación que primero los llevó a adquirirlos para después crear DS Exotics, la cual se puede contactar por medio de Facebook (que lleva el nombre de la empresa).

“Vendemos animales exóticos, exhibición de animales, enseñar a tratarlos, ir a las escuelas a impartir algún curso relacionado con los animales. En sí es darlos a conocer pues hay quien los confunde con los que están en el estado”, explicó David Salinas.

Para los dos micro empresarios este medio año de actividades ha sido intenso, pues manejan de todo. Por ejemplo, una venta común es la de una mantis que vale unos 100 pesos, pero ya llegaron a comerciar un cachorro de tigre por 50 mil pesos.

Según explicaron, la venta de tigre no es nada más recibir el dinero, sino que primero es la solicitud, después el llenado de papeles, seguido de que las autoridades comprueben que el comprador cumple con los requisitos para su manutención.

“Mínimo una hectárea para el animal, ésta debe contar con una caída de agua y todo para mantenerlo. En el caso de la mantis también hay cosas que no son simples, por ejemplo si realmente quieres un lugar bien para el animal inviertes como mil pesos”, explicó Salinas.

Pero lo más importante, señalaron, es mantener las reglas en un mercado que inspira muy malas prácticas entre personas que sólo buscan las ganancias.

“Un animal exótico es no ser común como mascota. Unos comunes son entre otros los roedores, hámster, conejos, perros y gatos, alguna que otra ave.

“Al no ser común y solicitar permisos para poseer el animal. Puede haber animales en peligro de extinción que se reproducen en UMAS y estas se mantienen de la venta de animales”, finalizaron.

Claves

Para saber

- Los dueños de DS Exotics indicaron que el trámite ante la Semarnat fue sencillo, lo complicado es lo relacionado con las exhibiciones que hacen.

- “Para poder comercializarlos no tienen ningún costo, para exhibiciones sí tienen costo, de 300 a 500 pesos, pero no es mucho”, dijo Salinas.

- “Para transportar tampoco tiene costo, las notas deben de tener el permiso de quién es el responsable y con la leyenda ´Prohibido la liberación de animales en territorio nacional’ pues es un riesgo ecológico”, añadió el empresario.