REPORTAJE | POR ALBERTO ROBLEDO CERVANTES

Danza: amor por una tribu llamada familia

Francisco Gómez Maciel, director artístico de la compañía Yoliztli Widen, explica que del sacri cio al llamado de guerra, en 1567 un fraile comenzó a rendir tributo a un dios. En La Laguna la danza y peregrinación es mariana.

Torreón, Coahuila

Las danzas forman parte de una tradición prehispánica que se ha preservado con el correr de los años, aunque muchas de estas han cambiado su forma y sus fines, pues si bien aún hoy se utilizan para rendir culto religioso, se practican en todo el país y cada región cuenta con la propia.

"Y ahorita vemos danzas que son ya más meramente estéticas, ya no tiene una finalidad o no tiene un tipo de objetivo".

En Coahuila, por ejemplo, se encuentran las danzas de los Rayados, Matlachines, Coahuiltecos y de los Irritilas, tribus que son originarias de Torreón.

"En Coahuila los que son puros son los Kikapús y de ahí se hacen las mezclas, por ejemplo lo que son las danzas de pluma, lo que son los de carrizo, la mezclas que están muy presentes y que tienen mucha afluencia en La Laguna son las aztecas", expuso Francisco Gómez Maciel, director artístico de la compañía Yoliztli Widen, a cargo de Imelda Widen.

Pero se sabe bien que rendían culto a otros dioses, o bien, danzas como la Azteca se hacían al momento de los sacrificios o como un llamado de guerra.

Hoy, cuando menos en la Comarca Lagunera, son practicadas con las peregrinaciones que inician el 12 de noviembre de cada año y culminan un mes después, el día de la Virgen de Guadalupe.

"Esto se debe a que, en 1567, si no me equivoco, lo que se se hizo en la conquista fue que un fraile comenzó a rendir tributo (a un sólo Dios)".

"En los pueblos indígenas, en este caso, hacían sus rituales, en todo lo que es nuestro México se rinde tributo a diferentes dioses, entonces lo que hizo este fraile fue 'cambiarles el tipo de dios'", ahondó Francisco.

Pese a esto la tradición se conserva, que es la de rendir culto a un dios. Pero la diáspora de los diferentes tipos de danza a lo largo del país provocaron que se acentuara su diferencia con respecto a las danzas originales, por decirlo de alguna manera. Muchas ya no son "puras", pero dentro de su sincretismo conservan todas las raíces.

Otro aspecto que hay que resaltar es que en la Comarca Lagunera están comenzando a pulular las danzas aztecas, que participaron en todas las peregrinaciones que se realizan en la región.

"Lo que son las danzas aztecas y mayas eran rituales de sacrificio más que nada. El fin era rendir culto a un dios, ellos ofrecían los rituales de cuerpo presente".

"Hacían sacrificios humanos para calmar las iras o para dar gracias a los dioses. Los aztecas, como todo imperio tenía su ejército (...) pero eran más que nada centrales, protectores de su lugar, aunque tenían la misma finalidad, proteger a su tribu y rendir culto", precisó Gómez Maciel.

La danza azteca, lo mismo que la maya, son danzas que se dan sobre todo en el centro y sur del país, pero llegaron hasta el norte debido a su estructura y a su atractivo visual, pues, de entrada, la indumentaria es colorida y exuberante, con sus grandes penachos con plumas de colores brillantes, algunos utilizan (imitación) de pieles para el cuerpo, los concheros, el contacto físico de la gente y el ritual son todo un espectáculo.

Además, la danza que es más costosa montar de las que se dan en la región lagunera, es la azteca, esto debido a los materiales con los que se crea la indumentaria que portan para realizar el ritual.

Tan solo la pluma puede llegar a costar 2 mil 500 pesos el ciento, aunque esto también depende del tipo que se utilice.

Por otro lado, internamente, en las danzas que se dan más en la región siempre cuentan con dos guías, una que representa al enemigo y otra a la parte local.

En cada cuadro de baile, pasa la parte local y monta una primera cuadrilla o una primera "pisada", a esto le sigue el contra ataque y ahí empiezan los combates, a los que se suman todos los seguidores.

En Coahuila, por ejemplo, se encuentran las danzas de los Rayados, Matlachines, Coahuiltecos y de los Irritilas, tribus que son originarias de Torreón.

"Los mismos dos hacen una sola mezcla de lo que son los pasos y empiezan a seguirlos en son de guerra o en son de agradecimiento, ya depende del giro que tenga la danza".

"Y ahorita vemos danzas que son ya más meramente estéticas, ya no tiene una finalidad o no tiene un tipo de objetivo".

"Ahorita son más para el espectáculo porque ya le están metiendo teclado, acordeones y varios instrumentos que antes, lo único que se tocaba era la tambora de cuero y un flautín o un violín, meramente autóctono", detalló el director de Yoliztli Widen.

El director artístico Francisco Gómez Maciel, destacó sobre el ritual aún vigente de las danzas y las peregrinaciones que "son la raíz que deja la cultura, es el amor por una tribu, que es tu familia y es la tradición que permanece en tu descendencia y ya depende de ti si la conservas o la pierdes. Y en Coahuila hasta la fecha se tienen bien conservadas".

JFR