Daños estructurales en el Mercado Corona molestan a comerciantes

Por fuga, se quedaron sin agua en el inmueble. 

Guadalajara

El problema con el agua que el Mercado Corona ha sorteado desde su edificación parece que no dejará descansar pronto a la empresa constructora ni a los comerciantes que ya laboran en el inmueble.

Primero, las filtraciones de agua que se registran en el cuarto nivel del sótano, que aunque se han estado sellando no logra subsanar de raíz el problema, y ahora una fuga en el área séptica, pone en duda la seguridad y habitabilidad del lugar. 

Algunos comerciantes dicen sentirse desconfiados de estos daños estructurales pues de no darse una solución pronta, sus actividades se verán perjudicadas, a menos eso es lo que opinan los que trabajan en el área de alimentos. 

“Aquí tenemos un cochinero, no podemos estar enjuagando los trastes y así a la gente ni se le antoja venir, ¿pues a quién se le va a antojar comer en un lugar sucio?”, refirió la señora Martha, propietaria de un puesto de tacos. 

Así como ella, quienes venden gorditas, pozole, menudo, lonches y otro tipo de comida, sufrieron al no poder contar con agua en un día tan concurrido como el domingo. Solicitan a las autoridades trabajar para que ello no vuelva a ocurrir. 

“Nosotros así no sabemos como hacerle, eso de andar trayendo agua de abajo, porque ya mandamos a traerla no está fácil porque tampoco es fácil lavar los trastes así (…) no pues que no vuelva a pasar, que ya lo arreglen y ojalá para más tarde quedemos bien”, indicó la señora Luz. 

Los comerciantes de otras áreas no tuvieron problemas, pues pese a no contar con agua, manifestaron que no les impide realizar sus funciones, sin embargo dijeron lamentar la situación de sus compañeros que en sus primeros días “la han tenido complicada”. 

Para darle solución a este daño, personal del área de mantenimiento reconoció que pidieron apoyo de un fontanero externo, pues ellos no sabían como controlarlo.