Sí se les da una atención adecuada, dice Gobierno

A partir de la nueva administración en el penal del Topo Chico, se implementaron nuevas políticas para mejorar las condiciones sociales de las mujeres y sus menores de edad.
Se les brinda un oficio para ayudar a sus familias.
Se les brinda un oficio para ayudar a sus familias. (Roberto Alanís)

Monterrey

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado, a través de un vocero oficial, aseguró que se atiende a madres reclusas y sus hijos al interior del centro penitenciario Topo Chico.

De acuerdo a los informes brindados, a partir de la nueva administración se implementaron nuevas políticas para mejorar las condiciones sociales de las mujeres y sus menores de edad.

El vocero dio a conocer que en el Topo Chico se cuenta con un área de esparcimiento adecuada, para que hijos de las internas puedan usarlo durante su estancia o al momento de la visita.

Se reveló que no se les imparte educación básica debido a que son menores entre los 0 y 3 años; sin embargo, la fracción IX del artículo 3 de la Constitución de Nuevo León insta al Estado a promover la educación inicial.

Como parte de los informes otorgados por el vocero, se indicó que desde hace más de un mes se comenzaron con espacios educativos de artes y oficios para internas y reclusos.

En materia de comunicación al exterior, se explicó que desde hace unas semanas se implementó un nuevo programa de comunicación a través de tarjetas telefónicas de prepago. El sistema cuenta con un control de los familiares desde afuera, para que los reos e internas puedan hacer llamadas al momento en que se les deposita y sin utilizar efectivo al interior del penal.

Para que las madres de familia puedan ayudar económicamente a su hogar al exterior, se comunicó que se les brinda oficios, manualidades y se les da empleo en el área de comedores.

Se detalló también que está en trámite un nuevo convenio entre Seguridad Pública del Estado y la iniciativa privada para permitirle a las internas y reclusos desempeñar trabajos desde el interior del centro penitenciario.

De forma coordinada, añadieron, existe comunicación entre la Secretaría de Seguridad Pública, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y organismos civiles.