Ayuntamiento incumple con dejar finanzas sanas

El informe más reciente de la cuenta pública de Torreón muestra que la nómina del municipio subió de 46 a 59 mdp de septiembre a octubre, gasto que supera el presupuesto contemplado.
El presupuesto para este capítulo está prácticamente agotado, pues restan de ejercer 65 millones de pesos de lo programado, cuando están pendientes dos meses de pago de nómina.
El presupuesto para este capítulo está prácticamente agotado, pues restan de ejercer 65 millones de pesos de lo programado, cuando están pendientes dos meses de pago de nómina. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Casi al término de la administración municipal, el más reciente informe de la cuenta pública del ayuntamiento muestra que la Tesorería no cumplió la meta anunciada de reducir el pasivo y el gasto en materia de nómina, para heredar una deuda manejable y finanzas sanas a la siguiente administración.

De acuerdo con los últimos reportes, la nómina del municipio subió de 46 a 59 millones de pesos de septiembre a octubre del presente año.

La síndico de vigilancia, Natalia Virgil, integrante de la comisión de Hacienda en el Cabildo, destacó que el gasto ejercido en el año en materia de nómina está superando drásticamente el presupuesto contemplado.

Explicó que el presupuesto para este capítulo está prácticamente agotado, pues restan de ejercer 65 millones de pesos de lo programado, cuando están pendientes dos meses de pago de nómina, a lo que se suma la entrega de 40 millones de pesos en aguinaldos, más lo correspondiente a la prima vacacional.

Considera que el ayuntamiento tendrá que seguir incurriendo en el apalancamiento con proveedores para saldar los compromisos restantes.

El ayuntamiento incrementó su deuda

De acuerdo a la cuenta pública, el ayuntamiento incrementó su deuda de 331 a más de 362 millones de pesos de septiembre a octubre de 2013.

El pasivo con proveedores se incrementó de 94 a más de120 millones de pesos de un mes a otro, mientras que la deuda con acreedores aumentó de cero a cerca de tres millones y medio de pesos.

Esto cuando la Tesorería Municipal anunció que entregaría a la administración municipal de Miguel Ángel Riquelme, un pasivo manejable de 105 millones de pesos, al ser la cantidad que se heredó del pasado gobierno de José Ángel Pérez Hernández.

Lo que no se podrá cumplir considerando los citados aumentos, y que a la administración le resta cubrir compromisos como el pago de nómina, aguinaldos, prima vacacional, eventos de empleados sindicalizados de fin de año y los gastos por el último informe del alcalde Eduardo Olmos, programado para el 25 de noviembre en el Bosque Urbano de Torreón.

Destacó que la deuda del municipio y las paramunicipales suman un pasivo a septiembre por el orden de los 700 millones de pesos, según los informes financieros expuestos en el Cabildo.

Además, considera que hay aspectos que no se están contabilizando en los informes oficiales.