Hay crisis en los mercados tapatíos

El caso más emblemático se da en el Mercado Libertad donde se sugirió hacer un apuntalamiento desde hace una década que no ha hecho.

Guadalajara

Los mercados nuevos y viejos de Guadalajara no se salvan de la omisión por parte de las autoridades ya que carecen de mantenimiento en su estructura, redes eléctricas, drenaje y otros aspectos que ponen en condiciones vulnerables a locatarios y compradores.

El 5 de enero del 2004 fue inaugurado el nuevo edificio del Mercado Mexicaltzingo. Es el inmueble más joven en la capital y apenas con diez años ya sufre problemas en cortinas, drenaje y filtraciones de agua en el sótano que sirve como estacionamiento. 

“El problema aquí en el mercado es de que nace mucha agua (de las paredes del estacionamiento). Todos los días nace alrededor de dos mil litros de agua limpia, la cual se desahoga a través del drenaje y si no en la calle cuando no da abasto el drenaje. Para evitar la inundación completa del sótano se tuvieron que hacer unas canaletas alrededor del edificio para llegar a una fosa.  Esta fosa tiene una capacidad de diez mil litros. Se alcanza a inundar mucho el sótano”, explicó Margarita Mariscal, representante de los locatarios de Mexicaltzingo.

En los establecimientos ubicados en los exteriores  del mercado se colocaron unas cortinas que se han colapsado por su peso que han provocado accidentes. Los comerciantes han solicitado el cambio por cortinas tradicionales, sin embargo no existe un apoyo de las autoridades.

En el caso del Mercado Ayuntamiento, situado en la zona de Analco, los locatarios tienen ocho años esperando a que el gobierno municipal repare la tubería que se supone tendría que direccionar las aguas negras del edificio al drenaje de la ciudad. Los registros del drenaje ubicados en los pasillos se encuentran casi llenos y expiden malos olores.

“Las dependencias vienen a ver, quedan de venir a reparar y jamás se vuelven a arrimar”, contó Víctor Manuel de Alba, vendedor en el mercado que desde hace casi diez años no recibe mantenimiento serio. 

Una hora por la mañana es instalada la bomba de agua en el Mercado Constitución, que se ubica sobre la avenida Revolución, y durante ese tiempo los comerciantes tienen para juntar en tambos y cubetas el líquido que necesitarán durante la jornada para evitar que la máquina truene y se descomponga.

Otro caso emblemático de crisis se da en el Mercado Libertad o San Juan de Dios, en donde hace diez años se realizó un peritaje por parte de un despacho de arquitectos que sugirió un reforzamiento del recinto el cual no se ha realizado después de una década, dijo Salvador Sainz, locatario.

Claves

Daños detectados

Mercado Mexicaltzingo

- Filtraciones de agua que nacen en estacionamiento

- Cortinas colapsadas

- Drenaje con poca capacidad en locales y del mercado

- Inundaciones de aguas de drenaje en pasillos

- No funcionan extractores y elevador

Mercado Ayuntamiento

- La tubería de aguas negras no está conectada al drenaje de la ciudad

-Fachadas despintadas

- Se humedece el techo

- Agua se ha filtrado en registro de luz y ha dejado sin luz

Mercado Constitución

- La bomba de agua descompuesta. Se instala una hora para que locatarios junten el líquido

- Área de basura en malas condiciones

- El mercado está apuntalado

- Los registros de drenaje están tapados

- Piso en malas condiciones

Mercado Libertad (San Juan de Dios)

- Requiere un reforzamiento en su estructura

- Drenaje viejo en segundo piso que provoca filtraciones

- Instalaciones eléctricas junto a las tuberías de gas

- Cables peligrosos