Nuevo revés a las corridas de toros en Coahuila

Fue negado el permiso municipal para llevar a cabo el espectáculo taurino proyectado para el día de mañana en el Coliseo Centenario de Torreón, a pesar de que se contaba con un amparo.
Abrió plaza el queretano Pérez de Pauloba ante ''Volveré'', novillo-toro castaño de la ganadería de La Concepción de 440 kilos.
El empresario taurino, Arturo Gilio, se dijo indignado por este acontecimiento. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

De manera sorpresiva, suspenden el festejo taurino que debía efectuarse este viernes por la noche en el Coliseo Centenario de Torreón, donde se iban a presentar tres jóvenes figuras del torneo nacional, Octavio García "El Payo", Diego Silveti y Arturo Saldívar.

Esta mañana corría el rumor de que sería suspendida la corrida de toros, por la tarde se confirmó con el comunicado oficial que envió a los medios de comunicación el empresario y matador de toros en retiro, Arturo Gilio Hamdan, quien se dijo indignado por este acontecimiento.

Gilio Handam aseguró que en tiempo y forma hizo los trámites correspondientes ante la autoridad municipal para llevar a cabo el festejo.

A mediados del mes de octubre, Arturo Gilio junto al empresario saltillense, Armando Guadiana, anunciaban en Torreón con bombo y platillo el regreso de la Fiesta Brava, luego que surgiera efecto el amparo presentado para la suspensión de la llamada "Ley Antitaurina".

Tras el anuncio, ya se había contratado a los tres matadores y comprado el ganado de Campo Hermoso que habría de lidiarse. Así mismo, se tenía garantizada una buena entrada, pues ya se habían adquirido un gran número de boletos por parte de los aficionados laguneros.

Pero todo tuvo un revés impactante, sobre todo en la empresa organizadora pero también en los aficionados que habían pagado un boleto para ver un espectáculo que se tuvo que suspender.

En el comunicado que mandó Gilio Handam, aseguró que en tiempo y forma hizo los trámites correspondientes ante la autoridad municipal para llevar a cabo el festejo.

"En ejercicio estricto de nuestra libertad, solicité en tiempo y forma al R. Ayuntamiento de Torreón permiso para llevar a cabo una corrida de toros en la plaza Coliseo Centenario para el día viernes 27 del mes y año en curso, permiso que sin justificación alguna y de manera arbitraria me fue negado el día de ayer (miércoles) por parte de la directora de egresos del municipio Brenda Maritza Guevara Contreras".

Agregó: "Debo destacar que cumplimos con todos los requisitos administrativos para llevar a cabo el espectáculo taurino al que me refiero, ya que estos requisitos los he cumplido por más de 15 años".

"Así como la certeza de ofrecer al público espectáculos de calidad, razón por la cual debió otorgarse el permiso respectivo por parte de la autoridad municipal. De ahí que la negativa que me ha sido notificada es arbitraria y atiende a enconos personales que afectan sin duda intereses ciudadanos".

Acusó al ejecutivo estatal de tener una campaña en contra de la tauromaquia. "Me queda clara la intención del Gobernador del Estado de terminar con la Fiesta Brava en Coahuila, la cual hemos defendido y seguiremos defendiendo en la vía institucional y en pleno ejercicio de nuestros derechos", sic.

Gilio aseguró que el hecho atiende a intereses políticos, así mismo reiteró que seguirá defendiendo a la Fiesta Brava con convicción y pasión.

Ese empeño por desaparecer la fiesta brava dijo:  "Lamento y repruebo enérgicamente que el poder sea utilizado en este Estado de manera arbitraria para afectar a ciudadanos que lo único que exigimos es respeto a nuestros derechos".

"Esa pasión personal me gustaría ver en nuestro gobierno en la defensa de la seguridad pública o en el combate a la corrupción en Coahuila", mencionó.

Aseguró que el hecho atiende a intereses políticos, así mismo reiteró que seguirá defendiendo a la Fiesta Brava con convicción y pasión.

Por último informó que se fijará nueva fecha para celebrar la corrida de toros que les han suspendido. "Tenemos razón y la vamos a hacer valer en los tribunales", concluyó.