Reducirá y cerrará el IJAS macro corralón

Para el 29 de diciembre ya habrán entregado 13.5 hectáreas, en marzo, las 6.5 restantes.
El macro depósito del IJAS en Tlajomulco enfrenta problema de descontrol en el registro de unidades, robo de piezas y malla violentada
El macro depósito del IJAS en Tlajomulco enfrenta problema de descontrol en el registro de unidades, robo de piezas y malla violentada (Nacho Reyes)

Guadalajara

Tras casi una década de operación, el depósito vehicular conocido como macropatio del Instituto Jaliscience de Asistencia Social, verá su primer disminución de territorio, el proyecto a mediano plazo es cerrarlo y con ello acabar con el problema que representa, y en 2017, serán seis los corralones que estén operando en la Zona Metropolitana.

Livier Macías Guzmán Directora de Procuración de Fondos y Captación de Recursos del IJAS, dependencia que se creó en octubre pasado, indicó a MILENIO JALISCO, que el proyecto que vio la luz en 2007, como macro patio, no ha sido lo más adecuado para el resguardo de los vehículos en Jalisco, "nadie hubiera creído que cerrarían tres depósitos que se manejaban de manera más eficiente para ir a rentar 40 hectáreas, sí creemos que fue un proyecto irregular desde el origen".

El instituto contempla cerrar este corralón, sin embargo, actualmente cuentan con 9147 vehículos en resguardo, por lo que cualquier modificación, debe ir programada dentro de una "reingeniería en el esquema de operación de los depósitos vehiculares", que tiene como apuesta regresar a los patios de menor dimensión, "se determinó que para tener un buen manejo de los depósitos lo ideal es que la dimensión no sea mayor a 10 hectáreas", detalló la funcionaria.

El contrato de arrendamiento que mantienen con uno de los propietarios del predio en el que se encuentra el depósito de San Agustín, está firmado para entregar el terreno en febrero de 2019, aunque la intención del instituto es que a mediados de 2018 se haya entregado por completo el espacio en San Agustín.

Para lograr lo anterior, comenzarán a desocupar bloques por héctareas, y al cierre de este año, serán un total de 13.5 las que pasen a desalojar, 10 que ya fueron desocupadas, y 3.5 que estarán en la misma condición el 29 de diciembre, mientras que en marzo de 2017, serán 6.5 hectáreas las que dejen de utilizar, para así lograr desocupar 20 hectáreas de San Agustín, y a la postre, "cerrar este macro patio y acabar con este macro problema que tenemos reflejado en él".

Para desocupar tal cantidad de espacio, es necesario el traslado de automotores, mismo que se está llevando a cabo a dos predios que en unos meses comenzarán a operar como depósitos, uno de ellos en Tlaquepaque, otro en el mismo San Agustín, en donde ya se están "implementando medidas de seguridad como iluminación necesaria y cámaras de video vigilancia de circuito cerrado" tanto en el ingreso como dentro del área de corralón.

Además, la intención es que no sea solo una malla ciclónica la que resguarde estos corralones, "el depósito San Pedro, en Tlaquepaque, está bardeado completamente", en tanto que en los Abedules, a donde se está llevando a cabo gran parte de la reubicación de los vehículos de San Agustín, "un predio que cuenta con condiciones y características completamente distintas al macro patio y además cuenta con uso de suelo compatible para oficinas administrativas y deposito vehicular".

No operarán los predios hasta que cuenten con todos los requisitos que piden las autoridades municipales como estudios de impacto ambiental, licencia de operación y otros.

Para 2017 serán seis los depósitos vehiculares que estén en operación:
San Agustín (Tlajomulco)
Abedules (Tlajomulco)
San Pedro (Tlaquepaque)
Zoológico (Guadalajara)
Javier Mina (Guadalajara)
Tutelar (Zapopan)