"¿Dónde estás, corazón?"

Don Alfredo Rodríguez carga una cartulina con ese texto, él perdió a su hijo en enero del 2013 y confía en el compromiso del gobierno de Tamaulipas. 
51 familiares de personas desaparecidas respaldaron el compromiso del gobierno de Tamaulipas de buscarlos.
51 familiares de personas desaparecidas respaldaron el compromiso del gobierno de Tamaulipas de buscarlos. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

Delgado con gorra y barbilla, Alfredo Rodríguez Barrera no suelta un cartelón que reza "¿Dónde estás, corazón?'"

La respuesta a esta pregunta aún no la encuentra ni él ni las autoridades de Nuevo León o Tamaulipas, y se dirige así en esta cartulina preguntando sobre su hijo del mismo nombre, desaparecido el 21 de enero del 2013.

Lleva un año y medio de no verlo, actualmente tendría 18 años y sólo sabe que desapareció en Reynosa, Tamaulipas.

Don Alfredo, es uno de los 51 familiares de personas desaparecidas en Nuevo León que respaldaron este jueves el compromiso del gobierno de Tamaulipas de nombrar fiscales en ese estado para iniciar las pesquisas de sus seres queridos en territorio tamaulipeco.

"Mi hijo despareció en Reynosa, hace un año y medio, se llama Alfredo Rodríguez Camacho, y tenía 17 años, ahorita tendría 18", recuerda el vecino de la colonia Santa María, en el municipio de Pesquería.

"No hubo respuesta en Apodaca, de Apodaca me vine a Monterrey, de Monterrey me mandaron a Cadhac, y está muy duro pensar todos los días (en su desaparición); sí afecta mucho, pero tengo fe en encontrarlo y que regrese por sí solo o que lo encuentren las autoridades", señala.

¿Al ver la cartulina de '¿Dónde estás, corazón?' a cualquiera se le partiría el propio?", se le cuestionó.

"Claro que sí, hasta a las personas que no tienen personas desaparecidas y tienen hijos sienten lo mismo", responde.

María del Carmen Méndez Alcázar es madre de Alberto Miranda, quien desapareció en Tamaulipas el 3 de abril del 2011.

"Esperamos a mi hijo, esperamos a que con esto (la fiscalía) marchen bien las cosas y que nos ayuden y cumplan lo que nos prometen, sí respaldamos esto, tenemos fe (en encontrarlo).

"Él tenía 32 años, ahorita tendría 35; esperamos que esto nos ayude a todos porque tienen hijos pequeños y nosotros como padres estamos sufriendo; una cosa es que se muera por enfermedad y otra cosa es que se desaparezca como si nunca hubiera existido", señala triste la vecina de la colonia Mederos.

María Guadalupe Vázquez, vecina de Monterrey, buscó durante tres años a su hija Miriam, una maestra de primaria y secundaria que presuntamente desapareció en el estado vecino, y da el beneficio de la duda al anuncio del subprocurador de Tamaulipas del próximo nombramiento de fiscales que investiguen su caso y el de 51 más.

"Es bueno, sí claro que (respaldamos estas fiscalías) y es que aquí ya no hubo nada (de investigación), tuvimos que buscar por otro lado ", expresa.

Fernando Castañeda, padre de Leonardo Daniel, señala que aunque su hijo desapareció el 27 de junio del 2011 en la colonia Burócratas Federales, apoya cualquier decisión que favorezca la búsqueda de las víctimas.

"Mi caso es de aquí de Nuevo León, pero sí le agradecemos a Cadhac y todos los que nos están ayudando; de Nuevo León nos vamos a Tamaulipas porque hay mucha gente que necesita ayuda", menciona.