Iván Bautista confía en sus jóvenes

Los clavadistas nacionales partieron a tierras amazónicas el pasado 11 de febrero para la Copa del Mundo
Iván Bautista
Iván Bautista (al centro) (Mexsport)

Guadalajara

La fe que Iván Bautista le tiene a sus pupilos es total. El entrenador de clavados de la selección mexicana, confía plenamente en que todos sus alumnos realicen un buen papel en la Copa del Mundo de Brasil, misma que arranca este viernes y que otorgará las últimas plazas a Río 2016. 

Desde el clavadista más experimentado hasta el más joven cuenta con el voto de confianza de Bautista. Tal es el caso de Rodrigo Diego o Melany Hernández, quienes por primera vez estarán en una competencia directa por boleto a Juegos Olímpicos.

“Rodrigo y Melany se notan un poquito nerviosos y presionados, pero pues ellos tienen buen nivel y buscaremos que compitan bien. Como están un poco chicos pues es difícil que disfruten la competencia pero bueno, este evento será una muestra y un indicador de que ambos son buenos competidores. El nivel lo tienen, todo es cuestión de que hagan lo que saben hacer para controlar la presión”. 

Rodrigo Diego y Rommel Pacheco buscarán su plaza olímpica desde el trampolín de tres metros individual, mientras que Jahir Ocampo y el mismo Pacheco harán lo propio en la modalidad de saltos sincronizados. 

En la rama femenil, Melany Hernández buscará su lugar desde el trampolín de tres metros individual, prueba en la que también participará la mexicana Dolores Hernández. 

Respecto al inmueble donde competirán en esta Copa del Mundo y en los próximos Juegos Olímpicos, Iván Bautista reconoció que el lugar está en perfectas condiciones y cuenta con lo necesario para albergar un evento de magnitud olímpica. 

“Las instalaciones están bien y son adecuadas para unos Juegos Olímpicos; tienen las gradas perfectamente ubicadas y eso también lo hará atractivo para los espectadores. Están muy completas y cuentan con gimnasio. Solamente pasa que en los alrededores del complejo y del hotel hay algunas construcciones. Fuera de eso no hay algún otro contratiempo”. 

Los clavadistas nacionales partieron a tierras amazónicas el pasado 11 de febrero. Ahora, tras reconocer las instalaciones y la fosa de clavados donde competirán, los mexicanos se disponen a buscar su plaza olímpica en esta justa que se disputará del 19 al 24 de febrero.