Coordinan operativo de seguridad por temporada de caza

El dispositivo de seguridad busca además detectar y castigar a los cazadores furtivos, implementándose en Anáhuac, Ciénega de Flores, Montemorelos, Linares, China, Sabinas Hidalgo, entre otros. 
Con este operativo también se busca detectar y castigar a los cazadores furtivos.
Con este operativo también se busca detectar y castigar a los cazadores furtivos. (Foto: Raúl Palacios)

Guadalupe

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, en coordinación con asociaciones civiles, anunciaron labores conjuntas para garantizar la seguridad de los cazadores en la temporada de cacería de venado cola blanca en la entidad.

En rueda de prensa, el delegado de Profepa en el estado, Víctor Cabrera Medrano, dio a conocer que la temporada de caza arrancó el pasado 19 de noviembre y terminará en enero del próximo año, por lo que se contará con la participación de autoridades de seguridad para vigilar las carreteras y los espacios donde se practica el deporte.

Puntualizó, además, que aunque los cuerpos de seguridad como la Sedena, Fuerza Civil, la Policía Rural y la Policía Federal, así como policías municipales, participarán en estos procesos, no se permitirán allanamientos a propiedades o UMAs en donde se practique la caza.

Las labores de vigilancia, detalló, se realizarán en caminos y brechas en los municipios donde se práctica la caza: Anáhuac, Ciénega de Flores, Montemorelos, Linares, China, Sabinas Hidalgo, Terán, Cerralvo y Bustamante, entre otros.

Otro de los motivos de instalar estos operativos, insistió el delegado de Profepa, además de garantizar la seguridad en esta temporada, es detectar y castigar a los cazadores furtivos.

"El operativo dio inicio formalmente desde el pasado 18 de noviembre hasta el 29 de enero de 2017, lo cual pudiera extenderse. Los municipios de mayor atención serán Anáhuac, Lampazos de Naranjo, Vallecillo, otros colindantes con Tamaulipas, y nos han pedido también Bustamante.

"Estos operativos se realizan con el apoyo de las fuerzas de seguridad, ahora se incorpora la Policía Rural. Se ha integrado también a la sociedad civil, queremos fijar las reglas y fijar motivos específicos como la licencia y una pieza cobrada con cintillo que lo ampare, y los lugares, y los horarios. Aunque el cazador furtivo no puede estar a sus anchas en las noches, porque habrá corporaciones trabajando", explicó el delegado de Profepa.