“Sin contingencia, sólo alerta sanitaria”: Olvera

El mandatario indicó que la situación jurídica está bajo la custodia de la Procuraduría General de la República quien lleva el caso.
Francisco Olvera y funcionarios estatales estuvieron ayer en Ixmiquilpan y El Cardonal.
Francisco Olvera y funcionarios estatales estuvieron ayer en Ixmiquilpan y El Cardonal. (Cortesía)

Cardonal

El gobernador José Francisco Olvera Ruiz negó que en la región de Tizayuca haya algún efecto en la salud de la población a causa de las radiaciones de Cobalto 60 que fue robado junto con un camión pesado el pasado lunes en la zona de Tepojaco, por lo que aseguró que “no hay una contingencia sanitaria”.

No obstante, indicó que “hasta ahorita la zona (se encuentra) en una alerta sanitaria, pero no hay ningún efecto negativo”. 

Aseguró que donde se localizaron los residuos no fue en Tizayuca, sino en el Estado de México, en el municipio de Hueypoxtla, “en una zona totalmente despoblada”.

Subrayó que “entonces no hay ni una sola afectación a la población. Quienes probablemente resulten afectados son quienes tuvieron contacto con los objetos contaminantes”, declaró.

Entrevistado la tarde de ayer en el municipio de Cardonal donde dio el banderazo de inicio del programa Bienvenido Hidalguense, Olvera Ruiz informó que “hay unas personas en el Hospital General que se están valorando y evaluando si son o no responsables tanto de los delitos como si están afectados o no”.

Interrogado sobre si las seis personas detenidas están condenadas a muerte por su probable participación en el robo de la unidad que transportaba el Cobalto 60, el gobernador de la entidad respondió:

“Es muy pronto para poderlo saber, quiénes están sujetos a una radiación de este tipo no mueren inmediatamente y con el tiempo es como llegan a tener problemas”.

Más aún porque manifestó que “ni siquiera sabemos si están verdaderamente afectados”, por eso se “está haciendo una evaluación por eso han estado internados”.

Mientras tanto, indicó que la situación jurídica está bajo la custodia de la Procuraduría General de la República (PGR) tomando en  consideración que se trata de un delito del orden federal.

De acuerdo con las autoridades de Salud en la entidad, los seis detenidos se encuentran en calidad de presentados quienes en un principio comenzaron a sentir cuadros de náuseas y mareos, ocasionados presuntamente por las radiaciones.

Por ello, señalaron que fueron puestos en el área de observación del nosocomio de la ciudad capital Pachuca, por su posible exposición a una radiación del Cobalto 60.

DESCARTA INSEGURIDAD

En otro tema, el gobernador señaló que no está confirmada la presencia de bandas del crimen organizado del grupo de Los Caballeros Templarios en la región Valle del Mezquital.

Ello en respuesta las revelaciones de las autoridades federales quienes informaron que el pasado fin de semana en el municipio de Morelia, Michoacán, fue detenida una banda de 16 supuestos “templarios” y que según operaban en Mixquiahuala, Progreso de Obregón, Ixmiquilpan, Tula y Tepeji del Río.  

“No esta corroborada al menos en esta región no, hemos encontrado algo al menos en la zona de Tula”, afirmó al respecto el mandatario estatal.

En este sentido, agregó que “se dicen muchas cosas sobre todo cuando atendemos lo que se refiere a la extorsión telefónica. Hace tiempo la extorsión telefónica utilizaba como frase para amedrentar a la gente que eran de una letra.

“Ahora, se habla de que son de un grupo el que utilizan llamadas anónimas para decir que son de tal grupo, no nos da la certeza de que verdaderamente haya la presencia de estas personas”, declaró.