SSJ registra contaminación orgánica en laguna de Cajititlán

Van seis verificaciones y en todas hemos encontrado una gran cantidad de coliformes: González Álvarez.
Limpian Laguna de Cajititlán
Limpian Laguna de Cajititlán (Nacho Reyes)

Guadalajara

El titular de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Jaime Agustín González Álvarez, adelantó que en el monitoreo realizado por la dependencia en la laguna de Cajititlán, se ha localizado solamente contaminación orgánica, pero no precisó en qué cantidad se rebasa el límite de coliformes que marca la norma oficial mexicana.

“Bueno todavía no tenemos el reporte completo. Hasta el momento lo que sabemos es que hay muchos coliformes, pero el reporte total todavía no nos llega y estamos a la espera del mismo, tanto de los peces como del agua… coliformes es contaminación, así es”, respondió en entrevista con medios de comunicación este jueves. 

La contaminación “es un fenómeno que se ha vivido en esta laguna desde siempre” dijo González Álvarez. “Hemos hecho alrededor de unas seis verificaciones durante la gestión que hemos estado viviendo y en todas hemos encontrado una gran cantidad de coliformes y hemos estado dando seguimiento puntual. Entonces, lo que nosotros tenemos hasta el momento es un preliminar, no quisiera adelantar resultados hasta no estar plenamente seguro”.

El secretario estimó que este viernes la dependencia podría recibir el informe final de los análisis practicados al agua y peces de la laguna de Cajititlán por el Laboratorio Estatal de Salud Pública, tras agregar que también la Universidad de Guadalajara, la Comisión Nacional del Agua y la Secretaría del Medio Ambiente participan con investigadores.

Respecto a un posible riesgo a la salud, el funcionario comentó que no deja de ser una contingencia ambiental, pues la exposición de gran cantidad de peces ya muertos a la intemperie podría generar diarreas y, en caso de contacto directo con el agua contaminada, alguna dermatitis por exposición.

Jaime Agustín González señaló que la preocupación se centra en evitar un brote de cólera; por lo que ya se trabaja difundiendo información entre los habitantes, pescadores y comerciantes para que no usen este líquido; se hacen monitoreos específicos y se vigila la correcta cloración del agua en el municipio.

Por lo pronto, los centros de salud no han reportado incremento de ninguna enfermedad gastrointestinal.